PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Ni los más pequeños están a salvo de la epidemia de las armas en EEUU

H

 

Niños de edades comprendidas entre uno y cuatro años han herido o asesinado accidentalmente a 26 personas en Estados Unidos en lo que va del año

Valentina Esponda Ornella

03 Mayo 2016 14:24

Estados Unidos puede ser la potencia más poderosa del mundo, pero por dentro sigue pareciéndose al 'wild west' de las películas de Clint Eastwood. Los datos cantan.

Los ciudadanos americanos tienen más armas que nadie en el mundo. Según un estudio del 2007, 88 de cada 100 personas son orgullosos dueños de una pistola o un rifle con los que te pueden volar la cabeza en cualquier momento. Y la tendencia parece ir en aumento: el Servicio de Investigación del Congreso reveló el pasado otoño que en el país ya hay más armas que personas.


El Servicio de Investigación del Congreso reveló el pasado otoño que en EEUU ya hay más armas que personas


Los grupos pro-armas argumentan, como siempre hacen, que las armas son indispensables para la seguridad y que su tenencia es un derecho esencial, pero en realidad parece ser todo lo contrario.

Tener un revólver en tu casa puede ahuyentar a un ladrón, pero puede traerte peores problemas. De hecho, por cada persona que mata un criminal en defensa propia mueren 34 inocentes. Además, si eres una mujer en una situación de violencia doméstica tu probabilidad de ser asesinada por tu pareja se quintuplican si él tiene un arma. Si tienes hijos pequeños, ellos pueden convertirse en tus verdugos.


En lo que va del año se han registrado 26 casos de niños de entre 1 y 4 años que han lastimado a otras personas o a ellos mismos con armas de fuego


Según informa el Washington Post, en lo que va del año se han registrado al menos 26 casos de niños de entre 1 y 4 años que han lastimado a otras personas o a ellos mismos con armas de fuego, en algunos casos fatalmente.

Por otro lado, el grupo Everytown for gun safety publicó los datos de casos similares con niños menores de 18 años. Resulta que al menos 84 personas en esa franja de edad han resultado heridas o han muerto por disparos accidentales.

Con esos datos en la mano se puede decir que los accidentes con armas de fuego protagonizados por niños matan a más personas en Estados Unidos que los terroristas.

No es su culpa, claro. Una pequeña de tan solo un año no se dispara en la cabeza porque quiere, sino porque los padres dejaron un arma a su alcance. De hecho, más de dos millones de niños viven en hogares donde las armas son fácilmente accesibles.

En la gran mayoría de los casos, los propios niños son las  víctimas de sus acciones. De los 26 casos reportados por el Washington Post, 18 son de pequeños que se dispararon a sí mismos y 9 murieron de sus lesiones.

Queda claro que ni los más pequeños están a salvo de la epidemia de las armas de fuego en Estados Unidos.





share