Actualidad

Pequeñas dosis diarias de cannabis mejoran la memoria

En pruebas con ratones se demostró que la marihuana restaura el cerebro de los mayores pero destroza el de los jóvenes

Getty

Cuenta el periodista Michael Le Page, de New Scientist, que suele ser común que fumen hierba los ancianos de tribus que transmiten el conocimiento oralmente. La memoria sufre estragos con la edad, pero ellos van contando las cosas entre calada y calada.

Todavía es demasiado pronto para afirmar que el cannabis mantenga el rendimiento cognitivo en humanos. Pero han demostrado que el tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo de la marihuana, en pequeñas dosis mejora el aprendizaje y la memoria en los cerebros de ratones adultos.

Si está constatado que el consumo prolongado de cannabis devasta los cerebros adolescentes y jóvenes, poco se conocía sobre qué ocurría en el de los viejos. Así que un equipo de neurobiólogos de la Universidad de Bonn (Alemania) decidieron investigarlo.

Durante cerca de un mes, administraron pequeñas cantidades diarias de THC -3 mg por kilogramo de peso corporal-  a ratones de dos meses de edad ( jóvenes), de 12 meses ( maduros) y de 18 meses ( ancianos) para ver qué efectos tenía en su sistema endocannabinoide, que juega su papel en la memoria. Junto a éstos, había un grupo de control de ratones a los que no les había dado la sustancia.

Como era de prever, dentro del grupo de control, los ratones jóvenes superaron a los adultos y viejos en las pruebas cognitivas como encontrar el camino en un laberinto o reconocer objetos. Sin embargo, con THC, el rendimiento de los ratones jóvenes se desplomaba mientras que sorprendentemente el de los más viejos se elevaba hasta coincidir con puntuaciones similares a los de los jóvenes sin la droga.

" Parece que el cerebro joven se vuelve viejo y el del viejo se vuelve joven", señala Andras Bilkei-Gorzo, uno de los investigadores.

Aunque parezca ilógico, tiene una explicación sencilla.

El THC produce el mismo efecto que los cannabinoides naturales de nuestro organismo. Una sobrecarga -como sucede en los jóvenes-, destroza. Pero en el sistema de los viejos, en el que la actividad ha disminuido, esa pequeña dosis restaura los niveles.

"El tratamiento revirtió completamente la pérdida de rendimiento en los animales viejos", sentencia Bilkei-Gorzo.

A finales de este año, se planea pasar a un ensayo clínico con humanos para probar si de igual manera se mejora la función cerebral. Si todo va como en las pruebas de ratones, la vejez podría dejar de ser sinónimo de deterioro cognitivo y demencia.

[Vía Science Alert y The Guardian]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar