Actualidad

35 años de cárcel para el pederasta Ian Watkins, acusado de 13 cargos por agresión sexual a menores

El cantante de Lostphropets ingresará en prisión junto a las dos jóvenes que le ofrecieron sus hijos en un acto de prostitución y abuso de menores

El proceso judicial sobre el abominable caso de abuso a menores por parte de Ian Watkins continua su paso implacable. Watkins, líder de la banda Lostphropets, se declaraba a finales de noviembre culpable de los cargos que se le atribuían. Sobre él pesaban 13 cargos de agresión sexual a menores, incluyendo dos intentos frustrados de violación a un bebé de apenas 11 meses. Los hechos llevaron a Peter Doyle, el jefe de policía de Cardiff encargado de la investigación, a declarar entonces que estaba ante el "caso de abuso infantil más impactante y horroroso" que él hubiera visto nunca. Ahora por fin sabemos cuál será la pena que Watkins deberá cumplir: 35 años de prisión.

También las madres que abusaron de sus hijos y permitieron la agresión sexual de Watkins han sido sentenciadas a 14 y 17 años de cárcel, respectivamente. Incluso el juez Royce, encargado de dictar sentencia, se ha mostrado aterrado ante la dimensión del caso Watkins. “Aquellos que han comparecido en estas cortes a lo largo de estos años han visto multitud de casos horribles. Este caso, sin embargo, rompe los esquemas".

Ha sido una decisión unánime por parte del jurado, después de que el mismo acusado se declarará culpable durante la primera jornada del proceso, a pesar de la primera tentativa de su abogado, Sally O’Neill, que defendió que Watkins vivía bajo la presión de la fama y su adicción a las drogas.

En el juicio se ha confirmado que el condenado tomaba con asiduidad cocaína y metanfetamina, y que incluso una de sus víctimas menores de edad fue expuesta al consumo de metanfetamina. “Probablemente su arrogancia le hizo creer que podría vivir por encima de los límites de la moralidad, pero ahora se ha dado cuenta de la gravedad de lo que ha ocurrido", alega O’Neill.

Durante la vista se ha leído un documento que recoge la conversación que Watkins mantuvo desde la cárcel con una fan el día anterior a declararse culpable. Al contrario de los que sugiere la abogado, sus palabras de aquel dia no evidencian signos de arrepentimiento: "Voy a emitir un comunicado el día 18 sólo para decir que aquello fue mega lolz. No sé por qué todo el mundo está tan alterado con esto".

Durante la investigación, en el ordenador personal del acusado se han encontrado 90 imágenes que muestran escenas de abuso de menores, 24 de ellas clasificadas dentro de la categoría más seria. También se encontraron en la misma máquina 22 imágenes de zoofilia.

Por lo que respecta a las mujeres inculpadas, Jonathan Fuller, el abogado de una de ellas, alegó que la chica era una influenciable adolescente de 17 años cuando conoció a Watkins. “Él la corrompió. Oscureció su mundo con drogas e incluso le inyectó heroína. Ella sacrificó su propia moral para mantener una relación con un hombre con el que estaba obsesionada”. Chritine Laing, abogada de la otra implicada, también esgrimió el argumento de que se trata de “una mujer joven muy inmadura” que sufría un trastorno de personalidad sin diagnosticar y depresión post-parto. Watkins llegó a escribirle “Tú y tu hija me pertenecéis”.

El inspector jefe de la brigada encargada de la investigación no da el caso por cerrado. Cree que hay más víctimas por descubrir y ha movilizado fuerzas de toda Gran Bretaña, apelando a la Interpol y al Departamento de Seguridad de los Estados Unidos, para continuar con la búsqueda de posibles afectados en las distintas partes del mundo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar