Actualidad

Así fue el primer coito de la historia

Estos peces inventaron el sexo hace 385 millones de años

Actualmente, la reproducción de los peces es ovípara. Hembras y machos liberan millones de huevos y espermatozoides al agua y esperan a que se encuentren. Pero esto no siempre ha sido así. Hubo un tiempo en que los peces también tenían sexo. De hecho, ellos fueron quienes lo inventaron.

Un nuevo informe publicado en Nature revela que 385 millones de años atrás los peces copulaban, en lo que se ha convertido en la evidencia más antigua de sexo en la tierra. Este descubrimiento significa que la evolución hacia el sexo con fecundación interna se dio en las primeras etapas de la historia de los vertebrados y que luego se perdió, con los peces volviendo a la fecundación ovípara.

El descubrimiento se ha realizado gracias al estudio de fósiles del grupo conocido como antiarquios placodermos, considerados, también, los primeros vertebrados con mandíbulas. Como suele ocurrir en la ciencia, la revelación llegó por casualidad. El paleontólogo John Long estaba estudiando una caja de huesos de placodermos entre los que descubrió una placa con un extraño hueso adjunto. “Era un clasper, un órgano sexual, y era el más antiguo y más primitivo que se habían encontrado hasta la fecha en el planeta”, dijo Long en una rueda de prensa.

La teoría de los investigadores es que el coito se producía de forma lateral, con el macho intentando dirigir un órgano óseo en forma de L entre las dos placas genitales de las hembras. El hecho de que el órgano del macho fuese rígido ha llevado a los paleontólogos a resolver que los pequeños brazos de la criatura eran para ayudar a lograr la posición adecuada:

Este tipo de reproducción todavía existe en especies acuáticas actuales. Los tiburones y rayas modernos, por ejemplo, tienen claspers que utilizan para depositar su esperma dentro de las hembras. Pero, a diferencia de lo que ocurría con los antiarquios, estos órganos no están unidos a todo su cuerpo sino que crecen en la parte interior de sus aletas pélvicas.

Hay un pregunta, sin embargo, que permanece sin respuesta: ¿por qué los peces dejaron de tener sexo? Long admite que “no lo saben”. “Podría haber sido un cambio en el medio ambiente o una adaptación especial que sucedió en un momento en concreto”. En todo caso es evidente que el sistema que utilizan actualmente les funciona.

Aunque no haya evidencias de por qué los peces evolucionaron hacia el sexo y luego regresaron a la fertilización externa, es más que probable que la habilidad de copular fuese transmitida de los peces a los mamíferos, incluidos nosotros. Los antiarquios probablemente desarrollaron un gen para este tipo de órganos reproductores, que posteriormente fue desactivado para volver a ser activado más adelante en la evolución. “Una vez el gen fue introducido en el mapa del cuerpo de los vertebrados, podía resurgir más adelante”, concluye Long.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar