PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El patín volador de 'Regreso al Futuro' ya está aquí

H

 

Hendo es el primer skate sin ruedas que flota en el aire

Natxo Medina

22 Octubre 2014 17:40

El 21 de octubre de 2015 era el día en el que Marty McFly se subía a un monopatín volador para escapar de los matones que le perseguían. La película era “Regreso al Futuro 2” y se estrenó en 1989. Desde entonces, la misma pregunta nos ha rondado una y otra vez: ¿existirán alguna vez esos patines? Y nunca habíamos obtenido respuesta... hasta hoy.

Hendo es el nombre del primer skate volador fabricado por el hombre y se ha adelantado en un año exacto a la película de Zemeckis. Aunque decir que vuela sería un poco osado. Más bien flota gracias a un sistema electromagnético. Un poco a la manera de un tren bala japonés, que se desplaza por túneles que lo mantienen en vilo.

El hecho de ser magnético implica dos cosas: la primera, que sus desarrolladores todavía no han encontrado la manera de que sea a la vez ligero y potente, por lo que de momento no podremos vernos haciendo las cabriolas que se marcaba Michael J. Fox. La segunda, que el patín sólo puede desplazarse sobre superficies metálicas.

Lo cierto es que el primer vídeo que hemos podido ver de alguien usándolo nos ha dejado con bastantes ganas de más. Parece divertido e impresiona ver cómo se desliza. También hay que reconocer que las luces azules que se gasta son un vacile. Pero todavía no se parece a esa fantasía que siempre hemos tenido en mente. Acabar de pulir el producto es la razón por la que los creadores de Hendo han abierto una campaña de crowdfunding. Quieren desarrollar a fondo la tecnología del patín para hacerlo mejor y más económico. 

Un horizonte lejano

Y es que de momento el precio de Hendo está un poco por las nubes. Se debe sobre todo a que todavía hablamos un modelo casi experimental, del que sólo se harán 10 copias, antes de su posible salida a la venta. Quien quiera una de ellas tendrá que desembolsar 9.000 euros en mecenazgo, el máximo que permite Kickstarter.

Pero si tú no eres uno de ellos, no te vengas abajo. Todavía quedan bastantes recompensas chulas, como la Whitebox, un kit en forma de caja blanca que usa la misma tecnología de flotación que el patín pero está pensada para que quien tenga interés y ganas le den nuevos usos que quizás todavía nadie ha imaginado.

Está bien, quizás no sea consuelo suficiente y tal vez para cuando Hendo salga a la venta a nivel industrial, la fecha de la película sea ya cosa del pasado. Pero, ¿no os parece el mundo un lugar un poco mejor sabiendo con seguridad que algún día podréis levitar y molar infinito? Entonces sólo nos faltarán las zapatillas que se abrochan solas y ya podremos morirnos tranquilos.

share