Actualidad

Publican el vídeo de la brutal paliza de un principe saudí a un hombre

El rey de Arabia Saudí ha ordenado el arresto del agresor

El rey Salman bin Abdelaziz ha ordenado la detención de un príncipe saudí. ¿La razón? Haber abusado de su poder.

Así lo demuestran tres vídeos en los que presuntamente está agrediendo a sus sirvientes. En uno aparece dando una paliza a un hombre encogido en una silla que intenta defenderse. En otro se ve a un conductor temeroso con la cabeza ensangrentada que, a los pocos segundos, escapa de él. Y en el último apunta con un rifle a un hombre también herido para terminar enfocando 18 botellas de whisky. Aunque la venta y consumo de alcohol están prohibidos en el país.

Después de que las imágenes fuesen vistas por cientos de miles de personas y se volvieran virales bajo el hashtag "transgresiones de príncipes contra ciudadanos", el rey le metió entre rejas junto a los cómplices que le acompañaban en los vídeos. Un modo de demostrar que está dispuesto a penalizar "cualquier transgresión o violación cometida por alguien sin importar su estatus, condición o rango", según informó la televisión estatal.

También reveló que había decretado que se iniciara una investigación para esclarecer las escenas de violencia protagonizadas por el príncipe Saud bin Abdulaziz bin Musaed bin Saud bin Abdulaziz. Ni él, ni ninguno de los que le acompañan el vídeo saldrán del cautiverio hasta que no se imponga una acción legal contra ellos.

Saudi King Salman bin Abdelaziz

                                                                                                                                                                                                AFP

El castigo impuesto por el rey Salam ha sido ampliamente celebrado en las redes sociales pero no es la primera vez que un miembro de la familia real de los Saud abusa de sus privilegios. En octubre se conocía que Hassa, única hija del rey, ordenó apalear a su decorador por publicar unas fotos. También recuerda el caso de Majed Abulaziz al Saud que acosó sexualmente a cinco mujeres y dejó a una sangrando después de decir: "Soy un príncipe y hago lo que quiero. ¡Tú no eres nadie!". O el de Sheikh Rashid que mató a un trabajador en la oficina de su padre.

Por el momento, solo una pregunta queda en el aire: ¿por qué algunos miembros de la realeza creen que tienen la potestad de denigrar a los que no son de su estatus?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar