PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un pájaro en el océano, o la aventura de editar libros en papel

H

 

Nace el proyecto Pájaro y sus editores vienen dispuestos a agitar el mundo editorial

Luna Miguel

17 Marzo 2014 14:10

Hay que estar muy loco o ser de otra especie animal para atreverse a ser editor en España a estas alturas. De hecho, hay que ser pájaro para tener las ganas y el cariño suficientes de comenzar un proyecto que contenga las palabras “papel”, “poesía” y “diseño” en el mismo concepto.

Afortunadamente esos locos existen, y acaban de llegar con fuerza a nuestro planeta bajo el nombre de Editorial Pájaro. Sus libros son pequeños, con un diseño anaranjado, delicado y espectacular. Y aunque de momento sólo han publicado dos, estos primeros títulos ya son una declaración de intenciones de todo aquello que quieren mostrarnos: un acto casi heroico de buceo en el panorama literario más underground, fresco y joven del lugar.

“Porque ya despertar supone un logro casi extraordinario”, reza uno de los versos de Yago Ferreiro en ‘Antología de la poesía espectacular’. Porque editar en España supone una especie de sacrificio o contradicción, y hasta los que se hacen llamar editores independientes acaban por derrumbarse cuando el mercado tradicional los absorbe.

Y para saber cómo pían, cómo piensan y qué les mueve a lanzarse a este abismo, les escribimos para preguntarles sobre su proyecto editorial, sus miedos y sobre todo, sus ambiciones.

¿Cómo veis el panorama de la edición en España? ¿Creéis que hay una red verdaderamente "independiente"? En el momento en el que a todos nos obsesiona la buena distribución, o entrar en los recorridos de las editoriales grandes, ¿no pierde, quizás, la gracia eso de animarse a un proyecto pequeño y especial?

Acabamos de salir de nuestro nido y no estamos en condiciones para juzgar el panorama editorial nacional. Tenemos claro cuales son los retos y dificultades que nos esperan, y esperamos acompañarnos de amigos en ese camino. Quizás, gracias a que somos una editorial minúscula y a que nuestro modelo se limita la publicación de dos libros al año y con tirada pequeña, y a que contamos con una gran experiencia en el campo tecnológico, sentimos que nuestra propuesta puede tener un hueco entre los amantes no solo de la literatura, sino también la ilustración, y –por qué no decirlo- a todas aquellas personas que aman la belleza que emerge de los objetos honestos y bien hechos. Por eso en Pájaro somos muy optimistas y creemos que estamos en un momento muy especial de cambio de mentalidad con respecto a la relación de las editoriales y en lo relativo a las oportunidades que la revolución digital nos trae. Esperamos que nuestro modelo pueda inspirar a otras personas que están dudando en montar su propia editorial o quizá editar su propia obra. Además, estamos abiertos a conocer otros modelos, ya sean noveles o tradicionales, para aprender de ellos y hacer de Pájaro una editorial mejor cada día.

¿Cuáles son vuestros modelos editoriales de España y del extranjero?

Yo diría que tenemos un affaire serio con la editorial McSweeney´s.

¿Por qué creéis que los circuitos de la small press funcionan mejor en Estados Unidos que aquí? ¿Por qué pensáis que es tan difícil que una editorial de poesía se haga notar en la prensa y las librerías españolas?

Bueno, nos tememos que no te podemos ofrecer una respuesta a esta pregunta. No creemos que la realidad editorial en EEUU sea más fácil per se. Conocemos de primera mano algunos proyectos, y a pesar de la publicidad e influencia que estos proyectos puedan tener, creemos que todavía hay muchas incertidumbres.

Sí creemos que en algunos casos la relación de las editoriales con Internet es la que marca la diferencia, pero como decimos, nadie tiene una fórmula perfecta todavía. Y ahí está la belleza y el reto. La poesía es una de las expresiones artísticas más puras, de ahí su potencialidad para inspirar a otras disciplinas artísticas y, si nos ponemos líricos, su capacidad de cambiar las vidas de las personas. Sin embargo, hoy no todo el mundo se para en el camino a oler las flores, ¿verdad? En cualquier caso, tampoco hay ninguna obligación. No se puede obligar a nadie a amar la poesía, y eso nos parece bien también.

¿Y qué importancia tiene el mundo digital para vosotros? ¿El futuro reside en la convivencia de ambos soportes?

Creemos absolutamente en la convivencia de ambos soportes, y alentamos y celebramos esa convivencia. Amamos los libros como objetos: el papel, las cubiertas, la tipografía escogida, el tamaño… todo en el libro nos parece sensual y necesario.

Sin embargo, el planteamiento de Pájaro va más allá de esa dicotomía. Para nosotros, el “mundo digital” no se termina en un determinado formato de lectura. Las herramientas digitales que usamos entre bambalinas en Pájaro son herramientas muy útiles y definitivas para hacer todos nuestros procesos más eficientes. Por ejemplo, podemos hacer llegar la obra del autor directamente a las manos del lector sin la necesidad de depender de las redes de distribución tradicionales. De esta manera, con el dinero que no gastamos en la distribución podemos dar más calidad y valor a cada edición y mejorar y optimizar nuestra propia distribución. Esto hace, por ejemplo, que seamos capaces de enviar un libro un lunes y que en 24/48h ese libro esté en las manos del lector, en cualquier punto de España. Eso es algo que nos hace muy felices. Esto no quiere decir, que no tengamos en cuenta a las librerías. Vamos a cuidar mucho nuestra relación con ellas, sobre todo con las que entienden este nuevo modelo y que no tienen miedo de afrontar los cambios que el “mundo digital" nos trae. Observamos con agrado como muchas librerías están volcándose en mejorar el servicio, catálogo y sobre todo ofrecer nuevas experiencias al lector. Las librerías siguen estando entre nuestros lugares preferidos en este mundo, y necesitamos seguir respirando el aire que emana de sus estanterías. Cuando buceamos en el océano, nos fascinan sus misterios y nos sentimos atraídos por ellos, sin embargo cada muy poco tiempo tenemos que salir a la superficie y dar una gran bocanada de aire.

share