PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

OK Go ruedan el primer vídeo musical en gravedad cero de la historia

H

 

Coreografías imposibles a más de 34.000 pies de altura

PlayGround

12 Febrero 2016 14:02

Lo que estás a punto de ver es real. No hay cables ni cromas”, advierten OK Go. Vale. Quizá sea necesario el aviso. Aunque cualquiera que conozca sus disparatadas obras previas sabe que lo suyo no va de trucos y engaños, sino de todo lo contrario: hacer posible —y visible— lo imposible. O lo mismo, de otro modo: intentar lo que nadie ha intentado antes.

La banda angelina hace tiempo que se resignó a ser ese grupo del que que nadie recuerda ninguna canción mientras todos recuerdan sus vídeos. Han hecho carrera de ello. Hasta el punto de que, a estas alturas, tienen mucho más valor como vídeo creadores que como músicos. Normal, pues, que siempre inventen algo para ir más allá en sus experimentos visuales.

¿Cuál ha sido su última idea? La clave está en la imagen que sigue.



¿Recuerdas su primer vídeo-hit, aquel de la coreografía milimétrica sobre cintas de correr? Pues su nuevo vídeo para Upside Down & Inside Out es algo parecido, pero cambiando el gimnasio por un avión.

Un avión de esos que suben en vuelo parabólico por encima de los 34.000 pies de altura, brindándole a sus pasajeros la experiencia de la gravedad cero durante varios períodos consecutivos de unos pocos segundos.

El resultado de esa aventura ya ha cosechado más de 23 millones de visionados en apenas 24 horas.


Loading the player...


Cuenta el grupo que pasó varios meses planeando la pieza. Luego, con las ideas bajo el brazo, se largaron a Rusia. Allí se pasaron tres semanas trabajando en las inmediaciones del Yuri Gagarin Cosmonaut Training Center.

En ese tiempo hicieron un total de 21 vuelos parabólicos en un avión cedido por la aerolínea rusa S7 Airlines, con 15 parábolas por vuelo, sumando un total cercano a las dos horas y quince minutos en gravedad cero.

Las primeras dos semanas las dedicaron a probar ideas y ensayar sus coreografías. La tercera se dedicó a rodar. Realizaron su rutina 8 veces durante 8 vuelos. De ahí salió lo que acabas de ver.

Visto el resultado, se diría que el rodaje fue una fiesta, ¿verdad?

"La verdad es que hacer un vídeo en gravedad cero no es muy cómodo”, explica Damian Kulash, el guitarrista de la banda. “Lo que parece un montón de diversión es tan sólo un poquito de diversión, porque es realmente nauseabundo y muy difícil de hacer”.

share