Actualidad

La clave para la diagnosis temprana del autismo podría estar en los ojos

Dos grupos de investigadores desarrollan sendos métodos novedosos para detectar el autismo en niños con solo observar su manera de mirar a las cosas

Imagen de Timothy Archibald

“Estábamos sorprendidos de que no se le hubiese ocurrido antes a nadie”. Las palabras de Tiffany Hutchins dicen mucho. La investigadora de la Universidad de Vermont responde atónita cuando le preguntan acerca del trabajo de campo que ha llevado a cabo con sus compañeros de investigación en los últimos meses. Un trabajo que les ha llevado a desarrollar un método que puede ayudar a diagnosticar autismo en niños. Con solo mirarles a los ojos.

El equipo liderado por Hutchins ha llegado a la conclusión de que los niños que sufren autismo se fijan más en la boca de la persona con la que están hablando cuando la conversación discurre por un sendero emocional.

En el siguiente vídeo Hutchins hace una demostración del método que han desarrollado en la universidad.

El grupo de científicos fue capaz de detectar estas variaciones faciales empleando dos herramientas básicas: un rastreador ocular (Mirametrix S2 Eye Tracker) y Skype. La facilidad de acceso y la adaptabilidad de este material podría ayudar a los logopedas en el tratamiento de pacientes con autismo en el futuro.

Curiosamente, un grupo de científicos de la Cleveland Clinic en Ohio llegaban casi a la vez a conclusiones similares.

"La falta de métodos objetivos para identificar a niños con autismo es un gran impedimento para la diagnosis temprana. Nuestra investigación muestra que el estudio de los ojos tiene un excelente potencial para realizar la identificación y, como es objetivo, podría incrementar la aceptación de los padres; así los niños recibirán tratamiento de manera más rápida y eficaz”.

Thomas Frazier habla orgulloso de los resultados que ha obtenido el estudio que ha capitaneado en Ohio. Su test analizaba el tiempo que empleaban los niños en centrarse en los aspectos sociales y no sociales de una serie de vídeos e imágenes.

Usando una webcan y un software de seguimiento del ojo, los investigadores lograron identificar correctamente el autismo en el 80 por ciento de los individuos (niños de entre 3 y 8 años de edad) participantes en el experimento. La muestra se ha llevado a cabo con niños que presentaban un alto riesgo de padecer esta condición.

Hasta ahora, los médicos identificaban el autismo con el respaldo de observaciones clínicas, informes parentales y entrevistas con los propios niños. Si las nuevas técnicas resultan efectivas, podríamos estar ante un método alternativo y menos subjetivo para la detección de la condición a una edad temprana.

“Identificar a niños autistas a una edad temprana es clave para ofrecerles un tratamiento eficaz que pueda hacerles disfrutar de una vida mejor”, sentencia Frazier.

[ Vía]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar