Actualidad

La odisea de Hope, el "niño brujo" de Nigeria

Una historia de superstición y desamparo infantil que ha conmovido al mundo

Hope tiene 2 años. La imagen de su cuerpo desnudo podría ser la de cualquier niño que haya sufrido las secuelas de las guerras y la hambruna en África. Pero su problema es otro distinto: a él, que tuvo la mala suerte de nacer en Akwa Ibom, Nigeria, su familia le considera "brujo".   Y eso, en Nigeria, se castiga con el abandono. Nadie quiere a un "niño brujo" en casa.

Como dictan las supersticiones de esa zona de Nigeria, el pequeño, repudiado por sus padres, se vio condenado a una vida miserable en la calle.

El crío deambuló durante 8 largos meses por los caminos de tierra de Akwa Ibom, mendigando, alimentándose de lo que encontraba en el suelo. Hasta que ella le encontró.

Fue el pasado 30 de enero. Ese día, un ángel rubio se cruzó en el camino de Hope.

Anja Ringgren Lovén, fundadora de la ONG African Children's Aid Education and Development Foundation (ACAEDF), no pudo quedarse quieta ante la figura de aquel pequeño abandonado a su suerte, condenado a una muerte casi segura. Tenía que hacer algo.

Anja publicó varias imágenes del niño en Facebook y el encuentro no tardó en viralizarse. La comunidad virtual lloró frente a un problema que afecta cada vez a más niños y que amenaza con extenderse a otras zonas de África.

Esta danesa de pelo rubio y piel tatuada se ha convertido en el ángel de la guarda del crío. Fue ella la que le bautizó con el nombre de Hope.  

Esperanza. Eso es lo que Anja le ha regalado.

La calle no perdona. Hope sufría desnutrición y necesitaba ayuda urgente para sobrevivir.

Anja le proporcionó un lugar seguro en las dependencias de su asociación y ahora comparte hogar con otros 33 niños que, como él, han sido demonizados por una sociedad anclada a unos preceptos medievales.

Desde entonces recibe atención médica a diario. Su recuperación ha sido milagrosa y Anja, madre de un niño nacido en Nigeria, sonríe al ver que su estado de salud mejora con el paso del tiempo.

"Es un niño muy fuerte. Verle jugar junto a mi hijo es una de las experiencias más gratificantes que me ha dado la vida".

Han pasado dos meses. Ahora Hope sonríe.

Han pasado dos meses, y Hope está gordito.

Hope está aprendiendo a distinguir los colores, los animales y las formas que dominan el rico paisaje del continente africano. Está aprendiendo a jugar. Algún día verá todo eso y más bajo la inocente mirada de la niñez. Todo es nuevo para él.

Hope siempre tuvo la esperanza de que volvería a ser niño; de que los otros niños volverían a serlo junto a él. Gracias a Anja, a aquel encuentro fortuito, parece que lo ha conseguido.

La historia de Hope sabe a victoria humana, pero otros muchos como aún siguen en la calle. El grito ahogado de esos niños atenaza a Anja en sus pesadillas.

"En Nigeria hay miles de niños que son acusados de ser brujos. Por esta razón vendí todo lo que tenía en Dinamarca; para salvar a los torturados, los mutilados y los aterrorizados. Por eso me muevo en territorio inexplorado".

El problema de los "niños brujo" en Nigeria viene de lejos. ¿Cómo expicar a un pueblo la pobreza y el abandono que sufre desde hace siglos? Cuando no hay argumentos de peso, siempre valen las supersticiones.

La tradición religiosa en Nigeria afirma que las desgracias que asedian al país se deben a la brujería. Aquellos que posean esta condición deben ser purificados o exulsados de las aldeas. Esta teoría se ha extendido por todo el país y ya se cuentan por miles los casos en los que niños son desterrados de sus casas

Desde la plataforma Change.org se ha lanzado una petición dirigida al gobernador de Akwa Ibom Godswill Akpabio y al presidente de Nigeria Goodluck Ebele Jonathan. La carta insta a los dirigentes a respetar los Derechos del Niño, a montar una campaña dirigida a educar a las comunidades de Akwa Ibom sobre la brujería y a cesar la hostilidad frente a las ONG que trabajan para mejorar sus condiciones de vida.

En estos momentos la petición está cerrada, pero la lucha continúa.

Hope encontró en Anja a su ángel y Anja halló en Hope al hechizero de su ventura. Su sonrisa de ébano nos enseña el camino.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar