Actualidad

Este mártir va a llevar las gafas Oculus Rift durante un año para ver qué pasa

Lee su manifiesto y llora

Troy Hitch publicó el pasado 6 de enero un manifiesto que ha conmocionado a los geeks más puristas: "Tengo la obligación profesional de experimentar con la tecnología y ser pionero en la selva digital. [...] Así, he tomado una resolución de Año Nuevo: ser el ciudadano digital más conectado". Asegura que no se va a quitar las gafas de realidad virtual Oculus Rift hasta el 31 de diciembre de 2015.  

Es muy probable que sus ojos queden dañados de forma irreparable. Sus relaciones personales se deteriorarán y puede que desaparezcan. ¿Por qué, entonces, este acto de sacrificio? Entre otras cosas, Hitch quiere ser un corresponsal el futuro ya va a poner su cuerpo para que nosotros podamos anticiparnos a los efectos de la realidad virtual.

Por eso ha explicado en 5 puntos los motivos de su "viaje".

1. Podrá conocer la versión avanzada de sí mismo. Dice Hitch que a medida que nos distanciamos de nuestra realidad cotidiana, más control tenemos de nosotros mismos. Es una paradoja, pero las redes sociales nos permiten decidir qué proyectamos, cuál es nuestra valía, lo que somos. "Creo que Oculus me dará el poder de ser percibido exponencialmente como más innovador, con más liderazgo, mejor padre y marido, y ser considerado como un amante más viril y considerado por quienes encuentre allí".

2. Si no lo hace, la humanidad se estancará para siempre. Hitch cree que los humanos vivimos aún en nuestra versión alfa, es decir, en nuestra primera versión: "La especie humana tiene mucho potencial sin explotar, pero nos vemos limitados por un estado intrínseco de errores que nos convierte en seres de características incompletas. La tecnología es el parche que tenemos que impulsar nosotros mismos". La clave es no volver a querer vivir desconectados.

3. Matrix es su destino. Desde que leyó Neuromante, la novela de William Gibson, hace casi 30 años, Hicth sueña con escapar de los límites de la realidad e instalarse de forma permanente en Matrix. Más tarde descubrió Snow Crash, el libro de Neal Stephenson, y se dio cuenta de que pertenecía a un metaverso: "Me he revisado a mí mismo como una historia aún no realizada". Oculus Rift ha unido las certezas que Hicth siempre tuvo en su interior con sus autores favoritos: "Representa mi carrera hacia un futuro inevitable como líder de pensamiento en algún tipo de universo virtual".

4. El tuit de Neil. Hitch afirma que uno de los motivos para emprender esta aventura es un tuit del atrofísico Neil deGrasse Tyson. Lo cierto es que la cuenta del científico es un saco de perlas y no sabríamos adivinar de qué tuit se trata. Aunque uno de los más difundidos últimamente es: "¿No estaría bien que los vampiros y los zombies se volvieran humanos si les mordemos antes? Alguien debería probar esta hipótesis".

5. Crisis existencial. "Con 44 años, soy muy susceptible a los pensamiemtos irracionales sobre hacer volar mi mundo por los aires, alquilar un coche deportivo y volver a empezar". De alguna manera, promover este tipo de autodestrucción virtual y delirante ya le está bien: "Es menos probable que personas reales salgan emocionalmente heridas de este proceso".

A estas alturas puede que muchos hayan deducido que Hitch es autor de una sátira. Se ríe del furor por la innovación tecnológica, de los jinetes de la innovación de Silicon Valley, y de qué manera. Está bien empezar así el año. Gracias, señor Hitch.

Alguien tenía que reírse así de bien de Silicon Valley

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar