Actualidad

16 obras de 'arte accidental' con las que admirar la belleza de la casualidad

Nunca pensaste que un accidente fuera a ser tan hermoso

Todos hemos vivido alguna coincidencia improbable, uno de esos encuentros fortuitos que nos alegran el día, un golpe de suerte inesperada, uno de esos cúmulos de acontecimientos aleatorios que, sin que para nada lo esperásemos, acaban desembocando en un momento verdaderamente mágico.

Porque la casualidad es bella. Y está donde menos la esperas.

Un bote de pintura que se cae al suelo y se mezcla formando colores inimaginables. Un perro que duerme y su cola actúa como pincel por accidente creando cientos de formas. Los restos de unos posos de café pintando bosques o el agua mezclada con el polen de primavera reinventando el viejo arte psicodélico. Pequeños accidentes que dan lugar a formas y composiciones de una extraña belleza, que parece cualquier cosa menos casual. 

A veces, solo es necesario dejar que el azar y sus accidentes ejerzan su poder. Y esperar a sorprenderse con el resultado.  

"El tipo de la tienda me miró de manera extraña cuando me vio hacer una foto a la pintura antes de mezclarla".

"Una gota de pintura que cae accidentalmente y crea la silueta de un reno".

"Un bosque aparece en el fondo de una taza de café".

"Esto es lo que pasa cuando un niño pequeño tira las pinturas acrílicas por el fregadero".

"La tinta derramada es algo parecido a un volcán en erupción".

"Capas de pintura de coche pulidas, de una vieja fábrica en Detroit".

"Parece que se echó a dormir en el sitio equivocado..."

"Esto es lo que pasa cuando el Triple Foam se derrama en el lavadero de coches".

"Se me cayó la pintura al suelo y es la obra de arte más bonita que he creado".

"Un camión con 14 toneladas de pintura en bote se cae en la carretera y la pinta de mil colores".

"Así luce el fregadero tras un día de arte".

"Cuando la cámara dispara de forma aleatoria".

"Cuando el polen y el agua componen algo parecido a la noche estrellada de Van Gogh".

"Se fue el fontanero y nos dejó esta obra de arte".

"El skyline neoyorkino, una cámara de fotos y el mal pulso durante un paseo en barco. No se necesita más para crear una obra de arte contemporáneo".

[Vía Bored Panda]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar