Actualidad

La nueva moda entre los billonarios es desheredar a sus hijos

Sting acaba de sumarse a la lista de empresarios y estrellas del espectáculo que planean dejar sin herencia a sus sucesores

Su fortuna se calcula en más de 200 millones de euros, pero cuando Sting muera, sus seis hijos no percibirán casi nada. "Tienen que trabajar. Obviamente les prestaría ayuda si me la pidieran, pero ellos ya saben que las cosas importantes son las que obtienen por sus propios méritos", declaró el cantante el pasado domingo en el diario británico Daily Mail. "Además, ya saben que va a quedar poco. Últimamente tenemos muchos gastos".

No es el primer multimillonario que decide desheredar a sus vástagos (o cederles una parte mínima de su herencia) para asegurarse de que estos crecen en la cultura del esfuerzo. Quizá figuras como Paris Hilton les han puesto sobre alerta de los perjuicios de ceder a su prole la fortuna que han amasado. Muchos deciden donarlo a organizaciones benéficas y otros, como Sting, prefieren dilapidarlo antes de morir, pero lo cierto es que cada vez hay más hijos de magnates y estrellas del rock que tendrán que ganarse el pan ellos solitos:

- La enorme fortuna de Bill Gates irá destinada a su fundación, que se dedica a desarrollar programas educativos en zonas desfavorecidas. Sus tres hijos no recibirán casi nada. "Necesitan valorar la importancia de su trabajo y conseguir sus metas por ellos mismos", afirmaba el magnate el pasado marzo durante una de las conferencias TED.

- Gates creó en 2010 junto a otro de los hombres más ricos del mundo, el inversor Warren Buffet, la organización The Giving Pledge, que anima a los billonarios a donar a fines benéficos la mitad (o más) de todos sus bienes. Entre los que ya se han comprometido a ceder en vida su fortuna se encuentran George Lucas o el magnate de la comunicación Ted Turner.

- "Por lo que a mí respecta, tendrán que madrugar cada mañana, ir a trabajar y hacer su propio dinero. No vivirán del mío", aseguraba hace algunos el bajista de Kiss, Gene Simmons, respecto al futuro de sus dos hijos. No sabemos a qué o a quién destinará los más de 200 millones de euros que conforman su patrimonio.

- El que, al parecer, se quedará sin nada es Jaycee, el hijo treintañero de Jackie Chan. El ídolo de las artes marciales ha decidido destinar la totalidad de sus bienes a organizaciones benéficas. "Si tiene talento, ganará su propio dinero", ha declarado el autor en numerosas ocasiones. Quizá se haya cansado, según cuentan, de financiar la carrera cinematográfica de su hijo, que no acaba de despegar.

-Para el famosísimo creador de musicales Andrew Lloyd Weber, la ética está reñida con el dinero fácil. Ninguno de sus cinco hijos herederá su fortuna porque, en sus propias palabras: "si los jóvenes se encuentran casi por casualidad con grandes sumas, nada les incentivará a la hora de trabajar".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar