Actualidad

Tu polvo de una noche podría tener fines académicos

El blog 'The Casual Sex' de la doctora Zhana Vrangalova realiza un estudio sobre el impacto psicológico del sexo esporádico, ¿te apuntas a mandar tus experiencias?

Sexo, sexo, sexo, sexo. No haría falta decir nada más. El mundo se resume en sexo, y parece que las cuatro letras que conforman la explosiva palabra sean las únicas que resuenen en nuestra cabeza.

¿Pero qué implicaciones tiene esta obsesión para una sociedad como la que conformamos? ¿Cómo afecta la sexualidad en nuestros estados de ánimo? ¿Qué importancia tienen las relaciones en nuestra personalidad? ¿En qué tipo de persona nos convierte follar esporádicamente con desconocidos, hacerlo siempre con la misma persona, o quizá no hacerlo nunca por algún tipo de terror interno?

Esas son algunas de las preguntas que se hizo a sí misma la doctora Zhana Vrangalova antes de comenzar su andadura con The Casual Sex Project. Un lugar de investigación y de confesión, con un carácter generacional muy pronunciado.

Adiós a los tabús de la promiscuidad

The Casual Sex Project.

Más allá de romper ciertos tabús sobre el sexo casual, normalmente mal visto, y asociado a personas atormentadas, despreocupadas e incapaces de comprometerse o de enamorarse, Vrangalova pretende dar voz a todos los espectros de la sociedad, pidiendo usuarios de todas las edades que a través de Internet envíen sus experiencias más íntimas sobre ciertas relaciones fugaces que hayan mantenido en su vida.

Historias bonitas, tristes o delirantes, todo cabe en este confesionario moderno porque el único propósito de reunir estos relatos es el de captar cómo tales relaciones influyen en nuestra personalidad. Vrangalova recopila a los sujetos y después les envía un cuestionario en el que ellos se explayan y cuentan anécdotas o sacan conclusiones sobre cosas que en principio podrían parecer banales pero que a la investigadora le sirven para obtener respuestas.

¿Y cuáles son esas respuestas? Que los encuentros sexuales ocasionales no son tan malos para la salud mental de las personas como las leyendas prometían. De hecho, el 42% de los encuestados muestran una mayor autoestima que otras personas que se niegan a dormir con desconocidos. Quizá por la emoción de esos encuentros, o quizá porque para ellos supusieron grandes hazañas, bellas acciones irrepetibles o fantasías cumplidas que siempre permanecerán en su memoria.

Proyecto literario, además de científico

The Casual Sex Project

Además de las interesantes conclusiones que Zhana Vrangalova está extrayendo de su estudio, el material recopilado podría dar no sólo para un libro sobre la concepción de lo sexual en la actualidad, sino también para una antología puramente literaria. Los mismos títulos de las entrevistas —“Me tiré a una enfermera por 50 dólares”, “Amigos con derecho a roce”, “La policía de la verdad”, entre otros— prometen algo casi cinematográfico, que además recuerda a publicaciones como Entrevistas breves con hombres repulsivos, de David Foster Wallace; o incluso a juegos literarios como el de Megan Boyle en el artículo “Toda la gente con la que me he acostado”.

Como confiesa Vrangalova en una entrevista concedida a Dazed & Confused, aquí todas las historias son impresionantes, y no sabría cómo elegir la mejor. Aunque hablen de sexo, y de sexo, y de sexo otra vez, es el carácter tan íntimo y personal de cada confesión lo que acaba por componer un mural entrañable, plural y honesto de lo que significa hacer el amor hoy. La ciencia de lo erótico construida con palabras, y no con imágenes explícitas. La nueva sinceridad, a flor de piel. Y tú… ¿te atreves a mandar tu testimonio?

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar