Actualidad

Porqué la foto de una niña frente a un neonazi es importante para luchar contra el fascismo

Lucie es un ejemplo más de la lucha femenina contra la extrema derecha

Twitter @R0BERTeM

Se llama Lucie Myslíkov, tiene 16 años y ya se ha enfrentado a un grupo de neonazis. La joven scout checa, nos ha dejado otra imagen icónica de mujeres valientes, audaces y bravas que se enfrentan a la extrema derecha, la más rancia y misógina.

De un lado, un manifestante neonazi, rapado, con gafas de sol, vestido de negro y con actitud agresiva. Del otro lado, una niña vestida con su uniforme de girl scout, calmada, sonriente y que parece consciente de que tiene la razón. En primer plano, entre ambos, unas pompas de jabón. Es la descripción de una fotografía realizada por un aficionado, Vladimir Cicmanec, durante las manifestaciones del Primero de Mayo en Brno, y que ya se ha convertido en un icono en República Checa y viral en todo el mundo.

Un grupo de scouts, en los que estaba Lucie, se acercaron a ultras que realizaron una contramanifestación en la ciudad checa, y que portaban pancartas contra la inmigración y la Unión Europea. Cuando Lucie se enfrentó pacíficamente a uno de ellos, Cicmanec apretó el botón y dejó una nueva imágen histórica.

"Fui a la contra-manifestación como alguien que estaba decidido a cambiar las cosas. Para mí tiene sentido tratar de cambiar el mundo a mi alrededor," señaló Lucie en una entrevista para la BBC.

Lucie nos recuerda a Ieshia Evans, aquella mujer que con su mirada se enfrentó a un pelotón de policías armados hasta los dientes en Baton Rouge (EE.UU), durante las protestas por la muerte de jóvenes negros a manos de la policía norteamericana.

También, a Tess Asplund, la sueca que frenó puño en alto al Movimiento Nórdico de Resistencia, de orientación neonazi, en su marcha por la localidad de Borlange o a Safiyah Khan, cuya fotografía también dio la vuelta al mundo. Con una sonrisa desafiante, Khan le plantó cara a un manifestante de extrema derecha cuando intentaba rodear a una mujer con hiyab en Birmingham.

Sin olvidar a la joven Zakia Belkhiri, que tampoco dudó en realizar un selfie con manifestantes islamófobos de fondo en Amberes (Bélgica), convirtiéndose en otro símbolo de protesta.

Durante las protestas de 2013 en Turquía contra el Gobierno de Erdogan, "la mujer de rojo" también se convirtió en un icono de lucha. En una secuencia de fotografías, realizadas por un fotógrafo de Reuters, aparece una mujer vestida de rojo recibiendo de frente un chorro de gas lacrimógeno por parte de un policía. Está tan cerca y la están rociando con tanta presión, que se puede ver como se le levanta el pelo. "La mujer de rojo" fue el símbolo de las manifestaciones del país por aquel entonces.

En Washington, millones de mujeres fueron pioneras de marchas históricas contra Trump. Durante la 'Marcha de las mujeres', recordaron que en otras ocasiones lucharon por derechos civiles y por el pacifismo, algo que en pleno siglo XIX, también siguen reivindicando.

Las redes sociales y los medios de comunicación han servido para hacerse eco de la importancia de la lucha de las mujeres contra la extrema derecha, incluso han aportado nombres e historias que se han convertido en iconos mundiales. En este sentido, Lucie es en un ejemplo más de la batalla feminista contra el racismo en el mundo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar