PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Descubren que nuestras neuronas se comunican de una manera que desconocíamos

H

 

Un nuevo mecanismo cerebral que siempre ha estado ahí, oculto

A.O.

21 Febrero 2017 14:22

Nuestro cerebro es como un denso bosque con lugares inexplorados. Sus casi 100.000 millones de células nerviosas y las 10.000 conexiones que cada una de ellas establece con otras, ocultan mecanismos cerebrales que solo ahora empezamos a conocer.

Porque, ¿cuál es la causa real de ese Alzheimer que nos hace olvidarlo todo de nuestra vida?

O, ¿qué sucede en el complejo órgano para que los epilépticos empiecen a convulsionar?

En medio de esa confusión, un equipo de científicos de la Universidad de Bristol acaba de descubrir un mecanismo de comunicación entre nuestras neuronas del que no teníamos noticia hasta la fecha.



Hasta ahora, el mecanismo de neuroplasticidad más estudiado en lo que se refiere al fortalecimiento del flujo de información entre neuronas en la sinapsis era el conocido como LPT o potenciación a largo plazo. El LPT es una intensificación duradera en la transmisión de señales entre dos neuronas que resulta de la estimulación sincrónica de ambas, y que hace que la transferencia de información sea más eficiente.

Se considera que el LTP es uno de los mecanismos celulares que subyacen al aprendizaje y la memoria, y juega un rol fundamental en numerosas enfermedades neurogenerativas (demasiado LTP puede derivar en epilepsia; su falta puede traducirse en demencia o Alzheimer). Se sabía que el LTP estaba asociado a la activación de unas proteínas llamadas receptores NMDA, pero los investigadores de la Universidad de Bristol han descubierto una forma de LPT distinta que depende de unas moléculas conocidas como receptores de kainato.

"Los datos revelan un nuevo y hasta ahora insospechado rol de los receptores de kainato en la inducción de la plasticidad funcional y estructural del hipocampo", escriben los investigadores en la revista Nature Neuroscience.

O dicho de otro modo: la humanidad acaba de descubrir un mecanismo hasta ahora inexplorado que podría ayudarnos a entender mejor cómo funciona el aprendizaje y la formación de memorias a largo plazo. Y entender es una condición necesaria para aspirar a controlar esos procesos.

"Desentrañar las interacciones entre los receptores de señales en el cerebro no sólo nos cuenta más cosas sobre los mecanismos internos de un cerebro sano, sino que también nos proporciona conocimiento sobre lo que sucede cuando se forman nuevos recuerdos. Si podemos preservar esas señales, podríamos protegernos contra enfermedades cerebrales", explican los investigadores en una nota de prensa.

Es decir, entender para sanar. Para protegernos de enfermedades neurodegenerativas contra las que a día de hoy poco o nada podemos hacer.

"Este es sin duda un descubrimiento muy emocionante y algo que podría afectar a la población global", asegura Milos Petrovic, uno de los científicos implicados.




[Vía Science Alert]

share