Actualidad

Si los negros hablaran como los blancos...

La semana pasada en Francia, Twitter se llenó de chistes a propósito del racismo latente en Europa para con los negros #SiLosNegrosHablaranComoLosBlancos

Eres blanco, y no eres racista. O eso te dices a ti mismo: “soy blanco y no soy racista porque veo a los negritos como iguales”.

Espera.

Retrocede, ¿has dicho ‘negritos’?

Mejor volvemos a empezar: “soy blanco y no soy racista porque veo a las personas de color como iguales”.

Ahora di, ¿qué es una persona de color? ¿De qué color estás hablando? ¿Morado, amarillo, verde, azul?

Probemos otra vez: “soy blanco y no soy racista, o eso creía, hasta que descubrí que sí lo era, o al menos un poquito”.

Mucho mejor.

Lo cierto es que los blancos solemos ser racistas, incluso si nos esforzamos en no serlo, nuestro día a día está repleto de racismos que inundan nuestro discurso, a saber:

(¿Este no es el blanco de la otra vez? ¡Ya ves, es que todos se parecen!)

—Cuando vemos una película y decimos cosas tales como “sí, el protagonista era un negro famoso’, porque aunque sean celebridades, por su raza las seguimos metiendo a todas en el mismo saco.

—Cuando estamos junto a un negro y alabamos algún aspecto de su físico (nariz, pelo rizado, piel, labios) que nos resulta súper fascinante, aunque el comentario sea obvio y mezquino.

—Cuando intentamos describir la tonalidad de su piel, con eufemismos y metáforas desafortunadas que al hablar de una persona blanca, “¡era negra y rugosa como una piedra pómez!”

Mira, esta soy yo de safari por Europa... ¡Tenía ganas de adoptar a todos los niños!

—O cuando los metemos a todos en un saco: negro = africano = sabana tercermundista = unga unga unga.  

Para demostrar que estos micro-racismos están muy presentes en nuestra sociedad, la semana pasada en Francia, Twitter se plagó de chistes y juegos de palabras bajo el hashtag #SiLosNegrosHablaranComoLosBlancos.

Miles de personas de todo el país se sumaron a esta iniciativa, y empezaron a darle la vuelta a ciertos clichés y comentarios que consciente o inconscientemente solemos repetir y que, si en vez de blancos a negros fueran dirigidos de negros a blancos, nos parecerían horrorosos.

Imagino que regresarás a tu tierra estas vacaciones, ¡volverás aún más blanca!

¿Hablas europeo? ¡Porfa, dime algo en europeo que nunca lo he escuchado!

-¿Cómo te llamas? -Pauline -¿Qué quiere decir? -Es un nombre -Sí, ¿pero en tu idoma qué significa?

Acabo de ver Titanic... es terrible... no tenía ni idea de que tu pueblo había sufrido tanto.

Fabrice, ¿sabías que hay otro blanco como tú en el curro? Está en la tercera planta, seguro que os lleváis bien

(De noche) ¡¡¡No encendáis la luz, que si no no veremos a Jean-Charles!!!

Oye, ¿en Europa hay electricidad? ¿Vives en una casa?

Vía Libération

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar