Actualidad

El negocio ya no está en las redes sociales. Está en tu salud

Cómo dos emprendedores catalanes de 27 años han saltado a Silicon Valley con una satartup que maneja los datos de pacientes

Cuando vas al médico porque estás enfermo, posiblemente te dé algunas indicaciones y te recete un plan de medicación. Sin embargo, en la mayoría de los casos te olvidas de las indicaciones, y el “plan” se reduce a tomarse las pastillas pensando que cuando vuelvas estarás curado por arte de magia.

Y claro, esto no es así. ¿Qué pasaría si tu médico y tú pudiérais estar en contacto continuo? ¿Que, además de la medicación, pudieras incorporar hábitos alimenticios o de deporte para combatirla de manera instantánea?

La preocupación por la propia salud es de las pocas cosas para las que siempre habrá demanda. Y eso es lo que supieron ver los catalanes Pablo Pantaleoni y Jacob Suñol. Ambos se dieron cuenta de que los pacientes se tomaban una pastilla y se olvidaban. Y de que los médicos no podían tener ese contacto con ellos para ser más eficaces.

Jacob Suñol y Pablo Pantaleoni

A raíz de este doble problema, crearon MedTep, una startup tecnológica que está definiendo el futuro de la medicina en el mundo digital. ¿Sus rasgos?

1. Está liderada por dos chicos de 27 años.

2. La fundaron en 2011 y ahora tienen 30 empleados y oficinas en Barcelona, San Francisco y México DF.

3. Pantaleoni salió en enero en la lista Forbesde los emprendedores menores de 30 años que estaban cambiando el mundo de la medicina.

1. De los pisos de estudiantes a Forbes

Pantaleoni conoció a Suñol en Suiza. En aquel tiempo el primero trabajaba en una startup que gestionaba apartamentos para estudiantes en Madrid y había viajado al país alpino para lanzarla ahí. Se llamaba Apartyment. Suñol comenzó a ayudarle en temas tecnológicos, pero luego Pantaleoni decidió vender la empresa. No podía compaginarla con sus estudios.

Cuando comenzamos, trabajaba en una empresa de 6 de la mañana hasta las 2, comía un bocadillo y luego estaba con MedTep de 3 de la tarde a 10-11 de la noche

“Cuando terminé de estudiar, Jacob me dijo que su padre era el presidente de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y que había un problema con la trazabilidad de los pacientes. Comencé part-time. Trabajaba en GVC-Gaesco, una agencia de valores, y por las tardes me dedicaba a MedTep. Comenzaba a las 6 de la mañana hasta las 2, comía un bocadillo y luego estaba con MedTep de 3 de la tarde a 10-11 de la noche. Esto lo hice durante 6 meses, para ver si esto realmente tenía sentido”, dice Pantaleoni en conversación por Skype desde su oficina de San Francisco.

Después de esos 6 meses se metió a tiempo completo en MedTep. No cobraba nada. Eso sí, reconoce que vivía con sus padres, que no tenía muchos gastos y que tenía experiencia en la gestión de eventos, por lo que sacaba dinero de trabajos esporádicos. Después de 2 años y dos meses, ambos socios se pusieron el primer sueldo.

En MedTep consiguieron que los inversores no impusieran sus condiciones de entrada, sino que estuvieron tanteando 3 ó 4 meses quién podría encajar en la financiación del proyecto. Consiguieron 2 millones de euros

El pistoletazo de salida lo dieron en 2014, cuando comenzaron con el negocio fuera de España: “Nos fuimos a EEUU y despegamos. El 80% del mercado de digital health está en EEUU, lo que hacíamos se reconocía”, dice.

Levantaron dinero en sucesivas rondas de financiación. Lo hicieron de manera totalmente atípica: en lugar de recibir condiciones, tantearon a inversores durante 3 ó 4 meses para ver quiénes podrían encajar con la financiación del proyecto, una vez que el negocio ya estaba probado. En España les dijeron que con esas condiciones nadie les apoyaría. Pero en EEUU sí. Consiguieron 2 millones de euros en junio del año pasado. Esos socios vieron futuro en la empresa. “Y tenían la mentalidad de ahí”, añade Pantaleoni.    

2. Forrarse o cambiar el mundo. O ambas

MedTep ha tenido beneficios en 2013 y en 2014. En 2015 ha tenido pérdidas, por una fuerte inversión en el desarrollo del producto. En 2016 espera pérdidas también.

En la actualidad, lo que ofrece MedTep son dos aplicaciones: uPatient para los pacientes, y uClinics para los médicos. Los últimos diseñan planes de tratamiento para enfermedades concretas. Los primeros siguen esos planes a través de la app y las indicaciones de su médico. “ El paciente se involucra en el tratamiento de su enfermedad, y el médico obtiene datos de cada paciente que le indican cómo enfocar cada caso concreto y mejorar los tratamientos”, asegura Suñol.

Su manera de ganar dinero es a través de contratos con grandes farmacéuticas y aseguradoras. Estas compañías contratan suscripciones de la herramienta para ofrecer a sus clientes

Aunque la aplicación se la puede descargar cualquiera, para el gran público solo hay planes de salud generales que “aún están en fase de desarrollo”, según explica Suñol. La herramienta está centrada en un paquete de planes para enfermedades determinadas (como la hemofilia, EPOC, asma, fibrosis pulmonar, cáncer de piel, diabetes). Sobre todo son enfermedades crónicas y raras, sobre las que hay más desconocimiento y tanto médicos como pacientes necesitan mayor interactuación e información.

Y sí, Pantaleoni dice que él fue emprendedor para "tener la capacidad de mejorar la vida de la gente". ( Asociaciones de enfermedades raras han aplaudido su trabajo). Pero MedTep también es un negocio:

Su manera de ganar dinero es a través de contratos con grandes farmacéuticas y aseguradoras. Estas compañías contratan suscripciones de la herramienta para ofrecer a sus clientes: médicos y pacientes, lo que le interesa a MedTep.

MedTep cuenta con 120.000 usuarios y decenas de miles de datos de pacientes. Estos son anónimos aunque se usan para hacer estadísticas

Al contrario de lo que pudiera parecer, los contratos con estas compañías no están asociados a un producto concreto. Es decir, Bayer no se asocia con MedTep para que solo se receten sus medicamentos a través de la herramienta. Las farmacéuticas y las aseguradoras, según cuenta Suñol, ganan en imagen.

“Lo que les decimos es que nos ayuden a llegar a todos los pacientes de una patología, nosotros les damos un valor añadido, y una herramienta que les sirva para aumentar su valor tecnológico, y para llegar a más gente”, dice Suñol.

Pero además del valor tecnológico, a las farmacéuticas y a las aseguradoras les interesa el gran volumen de datos médicos que MedTep podría llegar a controlar. (De momento tienen alrededor de 120.000 fichas). Los datos son anónimos, como explica Suñol, pero se usan para informes estadísticos que interesan a estas compañías.

“No tendría ningún sentido pensar que se nos pudiera ocurrir hacer una venta indirecta de esos datos, primero porque son datos muy sensibles, es ilegal, y perderíamos toda la confianza sobre la que hemos cimentado la compañía desde su inicio”, dice Suñol.

Lo primero es que médicos y pacientes lo usen. Si luego viene un contrato público, bienvenido sea

Por otro lado, el verdadero momento de MedTep para dar la campanada podría ser un contrato público de grandes dimensiones, que normalice la herramienta como el principal software de trazabilidad médica en el sistema sanitario. Suñol dice que sí, que sería una gran noticia. “Queremos que todos los médicos y pacientes usen MedTep”.

Pero añade, con prudencia, que “eso no serviría de nada si primero no hay una necesidad demostrada por médicos y pacientes. No queremos que la sanidad aplique nada que la gente no use. A nosotros no nos valdría”.

3. ¿El Uber de los hospitales?

Cuando toda startup tecnológica aparece en el mercado, hay una contraparte analógica que se resiente.

“Tuvimos mucha controversia, sobre todo en 2013. No es que le comamos la tostada a nadie porque el paciente es el principal beneficiado, el médico también, las farmacéuticas también... Pero los directores de sistemas de los centros hospitalarios estaban en contra. Algunos CTOs lo pudieron ver como una amenaza. Ahora ya no”, dice Pantaleoni.

Josep Baijet, de 52 años y del departamento de marketing y ventas de MedTep, con una dilatada experiencia en el mundo tecnológico (en empresas como Microsoft), explica que no hay tanto una oposición porque ellos ofrecen un producto complementario.

Josep tiene 52 años, jefes más jóvenes que él y está entusiasmado por el proyecto de la empresa con las enfermedades raras

“Nosotros, además, no somos médicos. Somos expertos en tecnología y desarrollamos el producto en función de lo que necesitan los médicos. Estamos en contacto constante con ellos”, añade Baijet.

Baiget está entusiasmado con el proyecto: “Me metí aquí por el empuje de Pablo y Jacob y porque a medida que vas avanzando en la vida, la parte económica va perdiendo valor y buscas más un proyecto. Para mí, el concepto de apoyar las enfermedades raras y los enfermos crónicos, resultó muy atractivo”.

4. "Ahora todo el mundo nos quiere"

Al igual que en su día lo hicieron Theranos o Figure-1, MedTep está contribuyendo a la revolución tecnológica del mundo de la medicina. Theranos cambió por completo en concepto y los procedimientos de los análisis de sangre y el diagnóstico con muestras que se podían tomar en casa. Y Figure-1, ha dado la vuelta a los diagnósticos con una especie de instagram en el que médicos y pacientes interactúan para detectar enfermedades a través de fotos. Y el negocio es lucrativo.

Ahora que salimos en Forbes tenemos más facilidad para atraer la inversión

“Ahora que salimos en Forbes tenemos más facilidad para atraer la inversión”, dice Pantaleoni.

Cuenta con inversores como Íñigo Juantegui (emprendedor en múltiples proyectos y fundador de La Nevera Roja) y de más business angels (inversores relacionados con el mundo de las startups).

“También nos han llovido ofertas de consultoría, de gente que nos ofrece servicios a cambio de participaciones u otros beneficios. Y sobre todo en España, durante la crisis. Pero lo hemos sabido llevar bien y mantenernos en lo que queríamos hacer, aunque haya habido momentos duros en los que podríamos haber aceptado cualquier cosa. Hemos tenido momentos de caja muy tensos... De ver que llegas a final de mes y que no te da para pagar las nóminas... Por suerte nunca hemos tenido ningún retraso”, dice Pantaleoni.

Dice que no se considera “una persona de éxito”. Que en cualquier momento “podría haber un revés”. Algo que, de momento, parece muy lejos de suceder. La fiebre del oro de la salud puede ser algo interminable. Y positivo.

Forrarse o cambiar el mundo. O ambas

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar