Actualidad

"Yo no necesito el feminismo… porque soy un gato"

Después del revuelo causado por el movimiento antifeminista, llega la mejor crítica: la gatuna

2014 podría resumirse en una palabra: Feminismo. Parece que hoy todo pudiera ser categorizado bajo tal término y es posible que tanta exposición haya hecho que nos hartemos de que día a día los medios aborden el tema. Sin embargo, las reacciones negativas y los comentarios vertidos sobre la red demuestran que aún estamos a años luz de aquello que creíamos conquistado.

De los creadores y creadoras del " qué asco dan las mujeres con pelos", o del " estas tías hablan de su coño y sólo por eso se creen interesantes" llegó hace poco el fenómeno Yo No Necesito Feminismo. Selfies de chicas sosteniendo carteles en los que escriben razones por las que condenan el feminismo llevan semanas poblando las redes. En ellos defienden atrocidades contra la mujer, temen la marginalización de nuestros hombres, e incluso reclaman que lo que a ellas les gusta es “ser piropeadas”.

Como si la guerra no fuera contra la desigualdad, sino contra nosotras mismas, desde la aparición de este movimiento, las reacciones han sido muchas y variadas con el propósito de explicar a las simpatizantes de #idontneedfeminism que si tiramos piedras contra nuestro propio tejado, nunca conseguiremos nada. De entre todas esas repuestas y memes aparecidos en la red, una de las críticas más hilarantes y poderosas es la de Los Gatos Antifeministas.

Promovida por el Tumblr Confused Cats Against Feminism (Gatos confusos en contra del feminismo), la iniciativa se trata de un espacio colaborativo en el que los usuarios envían fotos de sus gatos con pancartas en las que anuncian por qué motivos a ellos no les mola nada la lucha feminista… No necesito feminismo porque no es comida. ¿Es comida? ¿DO NDE ESTÁ MI COMIDA?, dice una de las glotonas calicós que protagonizan la particular revolución felina. I don’t need feminzzzz zzz zzzz zzzz, dice otro, con la panza peluda hacia arriba.

Al fin y al cabo, lo que Confused Cats viene a demostrar es que los humanos no podemos permitirnos ser unos inconscientes, ni actuar como descerebrados, y de que antes que comportarnos de una manera tan pasota e irresponsable como la de un gato —recordemos además que ellos son muy monos, y nosotros NO— deberíamos mirar un poco a nuestro alrededor, leer, informarnos, y sobre todo respetarnos.

Aunque estamos de acuerdo en que no es feminismo todo lo que habla de vaginas, hay algo que no podemos negar, y es que tampoco es inteligente posicionarse en el lado opuesto de nuestras libertades. Aquí queda demasiado por hacer. Demodo que keep calm, saca las uñas, & don’t be a confused cat.

1

No necesito feminismo, porque lo que necesito es morderte

1

No necesito feminizzzz zzzz zzzz

1

Necesito feminismo, al igual que necesito un calcetín en mi cabeza

1

¿Igualidad en el trabajo y en el sueldo? ¿Quién quiere trabajar?

1

No necesito feminismo porque te quiero y eso es todo lo que tú necesitas

1

Me opongo al feminismo porque me gustan las cajas, y todo el mundo sabe que las feministas odian las cajas

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar