Actualidad

Una simpe nariz de payaso como elemento para repensar la publicidad

Un círculo rojo puede tener muchos significados o ninguno: la obra del artista Ji Lee te invita a darle la vuelta a los anuncios que te asaltan en tu día a día

Todos sabemos que detrás de una gran nariz roja siempre hay un payaso. La nariz simboliza sobre todo la figura del Augusto, ese personaje alocado y extravagante, con zapatos enormes, que se comporta de forma impertinente incluso sin darse cuenta.

El payaso Augusto es promotor de todo tipo de travesuras, desestabiliza al más conservador payaso blanco, desbarata las iniciativas de aquel con sus continuas trastadas. Y quizás por eso, con la popularización de Twitter hubo un tiempo en el que la nariz roja de payaso se usó también para señalar aquellos perfiles que eran descaradamente falsos, los que suplantaban a personajes reales con fines aviesos, críticos o con intención de mofa. Un circulito rojo plantado sobre la foto de perfil bastaba para diferenciar a las personas reales de aquellas que no eran más que dobles con ganas de bronca o guasa.

Todos esas dimensiones (el caracter travieso e impertinente, la intención de señalar al impostor y hacer mofa) están presentes en el proyecto Clownify Stickers. Normal, pues, que esta serie intervenciones artísticas en el medio urbano gire precisamente alrededor de las narices rojas. Narices de payaso que son pegatinas, y que Ji Lee utiliza para desvirtuar el significado de algunos de los peores anuncios publicitarios que se encuentra cada día por las calles de Nueva York.

Modelos de curvas perfectas, deportistas millonarios, personalidades televisivas, actores... En sus manos todos se vuelven payasos. Otra cosa es que logren hacernos reír.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar