Actualidad

Beyoncé, el dragón que respira fuego

La diva vuelve con una explosión de rabia y desamor que confirma por qué es la estrella más importante del pop actual. #Lemonade

“La vida me sirvió limones, pero yo hice limonada”, dice Hattie White, la abuela de Jay Z, en un momento de Lemonade. Y esa frase es un buen resumen de la actitud que despliega Beyoncé en su nuevo y recién llegado trabajo.

Al final no hubo sorpresas. La cita del pasado sábado en HBO resultó en lo que se esperaba: un nuevo "álbum visual", doce temas acompañados de sus doce minipelículas, elementos que prolongan sombras ya conocidas y arrojan luz sobre asuntos que, hasta ahora, existían solo en el terreno del gossip.

La Beyoncé de Crazy in love quedó atrás. Lo que hay aquí es una mujer madura y juiciosa, que utiliza su gigante plataforma para crear consciencia sobre el ser y estar de la comunidad negra en Estados Unidos, y especialmente el de la mujer. #BlackGirlMagic, una y otra vez.

Cuando se presentó en la Super Bowlde este año con un pequeño ejército de mujeres vestidas como las Panteras Negras, los grupos más conservadores del país se escandalizaron porque usó el evento más importante del deporte americano para dar un mensaje político. Sorpresa, Beyoncé también es negra y no está para servir a nadie a quien no quiera servir. Lemonade es otro ejemplo de eso. 

El video de Formation anunciaba Lemonade como un disco lleno de tintes políticos y referencias a Black Lives Matter. Hay mucho de eso. También moda y poesía. Sin embargo, Beyoncé no se ocupa solo de dar mensajes políticos. Su nuevo trabajo tambiénes un retrato íntimo de una mujer en un matrimonio en ruinas.

Las malas lenguas ya rumoreaban que Jay Z la había engañado y ahora ella lo confirma echándo todos sus trapos sucios al aire y amenazando con irse y llevarse a su hija.

No hay furia como la de una mujer dolida. No es la primera vez que Bey destroza a un tipo que la engaña, pero en Lemonade casi sientes miedo por Jay Z.

El disco arranca con unas palabras que suenan a inculpación. “Puedes saborear la deshonestidad, está en tu aliento”. Lo que sigue es un crescendo de rabia y amargura que concluye en la fantástica Don't hurt yourself. Una Beyoncé furiosa canta sobre un sample de Led Zeppelin y le da una última advertencia a su marido: “Si intentas hacer esta mierda de nuevo vas a perder a tu mujer”.

Si aún no lo has catado, puedes escuchar el disco en Tidal.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar