Actualidad

La música de patten chorrea colores

El misterioso productor inglés, recién fichado por Warp, actuará este viernes junto a Roly Porter en el ciclo DNIT de CaixaFòrum y hemos hablado con él

Cada último viernes de mes pisa Barcelona algún artista esencial de la nueva música electrónica. DNIT se ha convertido en un ciclo estable tras un par de años de programación intermitente en los espacio del CaixaFòrum por la que han pasado nombres esenciales del ambient, el pop experimental y la IDM como Gold Panda, Rustie, Oneohtrix Point Never o Julia Holter. Ahora DNIT es una fecha fija, con un público consolidado, y que cada vez más amplía su ambición. Este viernes, el programa es doble: Roly Porter y patten tomarán posesión del pequeño auditorio del centro cultural situado en las faldas de Montjuïc para dar cuenta de uno de los álbumes más expansivos de 2013 (“ Life Cycle of a Massive Star”) y uno de los que tomarán la temperatura de 2014, el inminente “Estoile Nainant” de patten, el debut del misterioso productor en Warp.

patten fue una de las grandes sorpresas de 2011. Su primer álbum, “ GLQJO XAACSSO”, era un caleidoscopio amorfo de formas musicales reconocibles -ambient, techno líquido, psicodelia espesa, una papilla de sonidos sintéticos que podía recordar por igual a Oval, Mouse on Mars o Autechre- que recibió aplausos unánimes a pesar de haberse planchado inicialmente en vinilo a través de un sello pequeño, No Pain In Pop. Aprovechando ese tirón, patten ha aprovechado para, desde la protección que le otorga no haber dado a conocer nunca su identidad al más puro estilo Burial o Drexciya, dejar que la música hablara por sí misma. Desde entonces, no ha parado de trabajar, tocando en directo, dando forma a un sello llamado Kaleidoscope que se dedica a dar oportunidades a jóvenes productores electrónicos con talento y ahora fichando por Warp para un segundo álbum titulado “Estoile Nianant”, y que estará a la venta a mediados de febrero.

“Estoile Nainant” vuelve a ser un gesto diferencial de patten con respecto al resto del ecosistema electrónico. Más rítmico que su predecesor, que aún conservaba un cierto corazón pop en el interior de sus remolinos de ruidos, este segundo LP intensifica la conexión con el techno -entendido en su manera más vanguardista- a la vez que refuerza la estética que distingue a patten como una rara avis. Sigue siendo una catarata de texturas con un fulgor poderoso, música que es fácilmente describible en colores cambiantes, y que este viernes se podrá escuchar en directo a modo de entremés previo al lanzamiento de uno de esos discos que marcarán la diferencia en el apartado electrónico en este primer tramo de 2014. Para saber más sobre sus ideas actuales, le enviamos unas cuantas preguntas y él respondió en su habitual forma entre críptica y atenta.

En la primera entrevista que te publicamos aquí, venías a describir tu manera de trabajar en términos de ‘esperar a ver qué pasa’. Explicabas que la inactividad podía ser una fuerza creativa. En los últimos dos años no has sido nada prolífico, así que nos preguntábamos si este nuevo disco ha sucedido de manera espontánea, o tuviste una idea concreta o un punto de partida conceptual antes de empezar.

Para mí los últimos dos años desde el lanzamiento del anterior disco han sido muy interesantes. La actividad que he mantenido ha sido importante, alguna ha sido pública y visible, mientras que la no visible ha sido aún mayor. En la parte visible, he estado actuando mucho en directo y desarrollando varias trayectorias para explorarlas en futuras grabaciones, también trabajando en la serie LIMITED DUBS de mi sello Kaleidoscope y apoyando en la difusión de la música de varios artistas. También he pinchado bastante y cosas así. En paralelo a todos estos elementos visibles, en estos últimos 26 meses me he dedicado mucho a explorar. Ha sido una época fascinante desde muchos puntos de vista. Ha sido como una inundación de ideas. Quizá 26 meses, que corresponden a dos inviernos y dos veranos, no sea un periodo de tiempo muy largo según cómo se mire. Pero en otros aspectos, es casi como una vida entera.

En “Estoile Nainant” parece que hay ciertos cambios con respecto a “GLAQJO XAACSSO”, sobre todo en el sonido. A primera escucha, no se aprecia que haya cambiado nada crucial y sigues trabajando con una paleta de texturas, ritmos y emociones muy familiares. Pero a la vez la música suena menos dispersa que antes, como si ahora fuera agua dentro de un vaso mientras antes sonaba a agua derramándose por los bordes de una mesa.

Todo esto dependen de la manera en que escuches y pienses acerca de la música. Dos piezas de duración idéntica podrían considerarse similares según ciertos sistemas de ordenación. Dos piezas tocadas en la misma tonalidad también podrían considerarse similares según otro sistema. Y, de la misma manera, dos piezas tocadas con el mismo instrumento. Cualquier material de jazz, o world music, o rock y pop que puedas encontrar en la sección correspondiente de una tienda de discos ha sido organizado a partir de unos parámetros concretos. Todo depende de cómo tú lo quieras ver.

Da la impresión de que los beats son más sólidos en este nuevo álbum, aunque el impulso bailable no es importante (algo que no significa falta de energía, todo lo contrario). ¿Qué necesitabas de los ritmos en el contexto de “Estoile Nianant”?

En el caso de patten, el proceso de composición no establece una separación consciente entre diferentes formas de contenido musical. No puedo hacer una simple distinción entre percusiones y melodías o texturas o cualquier cosa así. Es todo sonido, es todo música, en un sistema abierto.

El título del disco parece francés, pero no lo es. “GLAQJO XAACSSO” tampoco pertenecía a ningún idioma y no se podía traducir. ¿Qué clase de significado quieres compartir con estos títulos? ¿O sólo quieres transmitir una forma de sonido, como si fuera poesía? ¿Son los títulos una manera de resumir tu tipo de sonido?

El título del álbum es una composición producida con el lenguaje de la Blasonería Heráldica. La Blasonería es un lenguaje medieval para describir de manera precisa los elementos que se combinan para producir un escudo de armas. Así que el título no podía ser más específico y preciso de lo que ya es. La imagen producida describe, de una manera oblicua, algo que yo considero que forma parte del disco manera elemental, y quizá de los discos en un sentido muy amplio.

Tu primer disco lo publicaste en No Pain In Pop, más tarde lanzaste tu propio sello, Kaleidoscope, y ahora eres un artista del sello Warp. ¿Qué te animó a fichar por Warp, teniendo en cuenta que ya tenías cierta fama y un sello personal para hacer lo que te diera la gana? Más allá de la mejor distribución y promoción de tu disco, y posiblemente ingresos económicos, ¿cuáles eran las ventajas de pasarse a Warp?

Kaleidoscope es, en su forma actual, un entorno para que se desarrollen otros artistas. Esencialmente es eso. No está pensado para que yo saque música de patten. Es la parte pública de toda una constelación de relaciones y diálogos entre individuos y grupos de personas. Si te fijas, nunca verás que se menciona Kaleidoscope en ningún lanzamiento de patten, ni en los shows en directo, ni nada parecido. La energía que envuelve Kaleidoscope se canaliza muy específicamente a través del trabajo de esos otros artistas, de modo que pueda suceder cualquier cosa. La relación laboral entre Warp y patten es para mí otra forma de experimentar y no quedarme quieto. Es otro ecosistema creativo perfecto en el que tengo total libertad. No todos los sellos entienden este tipo de actividad abierta y positiva. Los sistemas libres como este son esenciales para que sucedan cosas verdaderas.

El material que has publicado en Kaleidoscope es impresionante. Has descubierto a artistas como Karen Gwyer, que era es una de las voces más importantes de la nueva música electrónica. ¿Qué planes tienes para el sello? ¿Te centrarás en descubrir nuevos talentos para que luego los retomen otros sellos, o piensas desarrollarlos tú y formar una especie de familia?

Está a punto de venir mucho material de Kaleidoscope. Tal como has dicho, todos los artistas con lo que hemos trabajado hasta ahora están haciendo cosas importantes ahora mismo. Sería muy tentador compartir mis planes contigo ahora mismo, pero lo mejor será que los comuniquemos oficialmente más adelante, cuando llegue el momento apropiado. Lo que sí te puedo decir con seguridad es que en 2014 veremos muchos nombres, algunos familiares, otros nuevos, y absolutamente más de lo mismo, lo que significa más cosas diferentes.

No conocemos tu nombre y se entiende que no lo quieras compartir. ¿Para ti qué ha significado mantenerte en el anonimato? ¿Es una manera de proteger tu música del elemento biográfico, que a veces puede ser una distracción, o una manera de protegerte a ti mismo?

Lo que quería era centrar el foco en la música, en lugar de en una persona particular. Quizá de esta manera el trabajo pudiera tener una vida propia dentro de la vida de los demás. Es una decisión tomada tras poner en un valor muy elevado a la audiencia y sus experiencias. Para mí no es un acto de mantener el secreto, sino todo lo contrario, un gesto generoso. Es un regalo.

¿Qué es lo que podemos saber sobre ti? ¿Hasta qué punto estás interesado en compartir ciertas cosas?

Componer y editar música para cualquiera que quiera escuchar es una manera pública, y bastante inusual, de vivir en sí misma, ¿no te parece?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar