Actualidad

El muro de penes que bailan al son de Wall Street

'The Penis Wall' es una instalación interactiva consistente en 81 falos articulados que representan el perfecto comentario satírico en torno al capitalismo y la masculinidad

Llegados a una cierta edad, el pene se convierte en auténtica obsesión para el varón. Pero también lo puede ser para la mujer. No en vano, el psicoanálisis freudiano habla de la “envidia de pene” en la niña, un concepto que parece encajar a la perfección con las palabras de la artista Peiqi Su, estudiante de new media art en la Tisch School of the Arts de la NYU y creadora de una instalación interactiva que ha bautizado, de manera muy gráfica, como The Penis Wall. La obra consiste en eso: un panel de 81 penes articulados creados con una impresora 3D, cada uno equipado con un motor que puede modular de forma individual el nivel de erección de cada falo.

Vídeo

¿Cuál es su motivación?

Hablando sobre penes con amigos, me di cuenta de que existen miles de formas de 'entenderlos' en miles de cabezas distintas. Miedo, poder, ego, maldad, elegancia, relajamiento del control, diversión... Estoy asombrada de descubrir tantos sentimientos contradictorios en relación a los penes; y a la vez existen temas tan diversos a su alrededor, como el feminismo, el poder masculino, la libertad, la política, Wall Street y más. Con la creación de esta instalación espero brindar una oportunidad para que la gente discuta sobre penes y cosas relacionadas. Yo también estoy interesada en el comportamiento de los penes. Es blando y es duro, sube y baja, los hay pequeños y largos, suaves y ásperos. Podría ser el interfaz más atractivo e intuitivo que exista”, comenta la artista en la descripción de su tesis. “Esa era mi motivación inicial: estudiar una de las cosas más antiguas y más atractivas con las que los humanos interactúan”.

Penes que fluctúan con la bolsa

Peiqi Su the pennis wall

Los penes pueden ser calibrados para responder a diferentes estímulos, como los movimientos del visitante en el espacio físico de una galería o las distintas frecuencias de una pieza musical. Pero el panel también puede ser usado para la visualización de data. En concreto, Su desarrolló 'The Penis Wall' para que que pudiera responder a las fluctuaciones de los precios de las acciones en una bolsa de valores. Y es que en el fondo del proyecto late una intención satírica que apunta a cuestiones como el género y el capitalismo, y que queda perfectamente reflejada en su inspiración inicial: según le contó Peiqi Su a Animal NY, la idea de crear 'The Penis Wall' le vino después de oír comentar a alguien que “todo el mundo en Wall Street es un capullo" (un 'dick', en inglés).

Bromas y dobles sentidos al margen, la crítica de Su no parece ir desencaminada. No hay más que recordar la teoría que el neurocientífico y ex trader John Coates desarrolla en su libro La biología de la toma de riesgos. Según Coates, el exceso de testosterona en los parqués finacieros podría ser el responsable último de esta crisis sin fin en la que llevamos años sumidos. ¿Existe algo mejor que un muro de penes que se empalman de acuerdo a las cotizaciones para representar esa idea? Sinceramente, lo dudamos.

Vídeo

Vídeo

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar