PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Los complementos vitamínicos son 'tirar el dinero', según la AMA

H

 

"Usted está meando dinero por la taza del váter sin obtener ningún beneficio de ello"

PlayGround

16 Febrero 2017 10:06

La mayoría de las personas que ingieren suplementos vitamínicos lo único que consiguen es "tener una orina muy cara". Esa es la afirmación que ha realizado el presidente de la Asociación Médica Australiana ante el bombardeo sistemático de anuncios que incentivan su compra. En Australia, 7 de cada 10 personas toman alguno de estos compuestos.

Michael Gannon, doctor al frente de le AMA, ha querido aclarar a los consumidores que no existen evidencias científicas que respalden los supuestos beneficios para la salud de los complementos vitamínicos. Y no es el único que piensa así.

"Lo que usted necesita es una buena dieta, porque de otra forma usted está meando dinero por la taza del váter sin obtener ningún beneficio de ello", alertaba Ken Harvey, profesor del Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Monash, en declaraciones a ABC.



La industria farmacéutica, acusada de aumentar sus beneficios a costa de recomendar estos dudosos productos, ha defendido en un comunicado su utilidad. "Los suplementos de vitaminas y minerales pueden desempeñar un papel importante para el 52% de los adultos australianos que no ingieren las porciones recomendadas de fruta o para el 92% que no comen la suficiente cantidad de verduras al día", escribían desde la Industria Autónoma de Medicamentos de Australia.

Desde la AMA también se denuncia que productos de medicina alternativa basados en hierbas o flores, como las llamadas flores de Bach, ocupen cada vez más espacio en las farmacias. Un hecho, opinan, que puede generar una falsa sensación de legitimación médica, aún cuando no existen evidencias científicas de su eficacia.

La Administración de Bienes Terapéuticos (TGA) australiana lucha para que se apruebe una reforma para crear una nueva clase de complementos medicinales avalados por la ciencia. Eso supondría establecer un sistema de etiquetado en el que debería indicarse cuáles de estos productos han sido médicamente testados en lo que se refiere a su eficacia y su seguridad

"Las nuevas reformas ayudarán a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre el uso de medicamentos complementarios y protegerán a los consumidores de potenciales engañosas afirmaciones terapéuticas", dijo el TGA en un comunicado. Otros países deberían tomar ejemplo.


[Vía The Guardian]

share