Actualidad

Muerte en directo: una mujer fallece ante los ojos de Facebook y nadie hace nada

La víctima se llamaba Keiana Herndon y sus últimos instantes de vida fueron retransmitidos vía streaming

En estos momentos, miles de personas retransmiten en tiempo real lo que están haciendo, gracias a la herramienta de vídeo streaming Facebook Live. Gente cocinando, en fiestas, sentados en el sofá, en un concierto o en el trabajo. Una herramienta que se ha convertido en la ventana más cotilla, aquella que te permite ver el mundo más íntimo de tus contactos. Sin embargo, días atrás Facebook Live dio un paso más, y mostró algo que muchas personas preferirían no haber visto.

Una muerte en directo.

La víctima fue Keiana Herndon, una joven de 25 años residente en South Arkansas. Keiana se encontraba con su hijo pequeño en casa de un amigo en El Dorado, cuando decidió iniciar una retransmisión en streaming. En el vídeo –ya retirado de la red social– , aparece Keiana cantando mientras sostiene en brazos a su hijo pequeño.

La víctima se llamaba Keiana Herndon y sus últimos instantes de vida fueron retransmitidos vía streaming

A los pocos minutos, las miles de personas que veían el vídeo comenzaron a darse cuenta de que algo raro pasaba. La mujer empezó a poner caras raras y a agitar la cabeza. Seguidamente, se cayó al suelo y tanto ella como su hijo quedan fuera del plano. Aún con todo, se podía escuchar la respiración agitada de Keiana y los gritos de su hijo. Miles de personas eran testigos de los últimos instantes de vida de esta mujer pero nadie hizo nada.

A los 30 minutos, un amigo de la mujer entró en la habitación, llamó al servicio de emergencias y detuvo el vídeo. Sin embargo, fue demasiado tarde y la mujer murió en el hospital.

Para Richard Herndon, padre de la fallecida, “es sorprendente cómo alguien se puede sentar y ver y oír como alguien está echando su último aliento y no hacer nada”. La hermanastra de Herndon también denunció en The New York Daily News la pasividad de los espectadores: " tan pronto como ella se cayó y no cogió el teléfono de nuevo, deberían haber hecho algo”.

La madre de Keiana cree que su enfermedad de tiroides podría haber sido la causa de la muerte. Sin embargo, habrá que esperar a la autopsia para averiguar de qué murió esta mujer. De momento, se ha creado una página en GoFundMe para ayudar a sus dos hijos pequeños, que actualmente ha recaudado 7.000 dólares.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar