Actualidad

Fue modelo en los 'dosmil'. Luego una enfermedad rara la condenó a morir de hambre

Todos creían que Lisa Brown tenía anorexia. En realidad sufría una extraña enfermedad digestiva que hacía que no pudiera comer

Lisa Brown sabía que cada vez que cogía el tren en la estación de Brookfield (Wisconsin), donde vivía, el resto de pasajeros murmuraban que era anoréxica. En su ojos veía que la juzgaban. Entonces ella era modelo a nivel regional y las primeras conclusiones de la gente con la que se cruzaba siempre apuntaban en la misma dirección: aquella rubia guapa debía haber caído, como tantas otras chicas atraídas por las pasarelas, en un trastorno alimenticio. Solo eso podía explicar la dramática pérdida de peso que venía experimentando mes tras mes.

Algunos de sus conciudadanos le espetaban con descaro... "¡Cómete una hamburguesa!". Todas las veces que lo escuchaba, lo sentía como una bofetada. Ella se recomponía y se explicaba . "Me estoy muriendo de hambre y no lo puedo evitar porque sufro una enfermedad rara". Entonces se callaban.

Tras seis años de lucha, la joven estadounidense de 34 años moría el pasado sábado. La vida se la arrebataba un síndrome apenas conocido sobre el que ella se dedicaba a informar. Con el nombre de síndrome de la arteria mesentérica superior (SAMS, por sus siglas en inglés), es una enfermedad digestiva que ocurre cuando una parte del intestino delgado se comprime impidiendo el paso de la comida.

A Brown le sobrevino en 2011. De pesar 63 kilos, llegó a bajar a los 34 kg en sus últimos días. Los pantalones se le caían y su anillo de boda se le resbalaba del dedo. Cada vez que intentaba comer, le venía después un fuerte dolor en el estómago que desembocaba en vómitos incontrolados.

Lisa Brown, antes de la enfermedad

A pesar de que visitó médicos a lo largo y ancho del país, no fue hasta diciembre de 2013 cuando le diagnosticaron la enfermedad. Su madre, en una entrevista para la revista People, llegó a decir que había profesionales de la salud que no creían que estuviera padeciendo un síndrome. Como los del tren de cercanías, en los hospitales la trataban como una anoréxica.

"Había médicos que pensaban que tenía un trastorno alimentario, que lo suyo no era real. El trastorno es tan raro que muchos no lo conocían, pero finalmente pudimos encontrar profesionales de la salud con una mente abierta", manifestó.

En el Hospital Froedtert de Milwaukee las cosas cambiaron. Una vez detectado el problema, entró a quirófano en febrero de 2014 para someterse a una cirugía correctiva diseñada para reconducir los alimentos en su intestino obstruido. Mejoró y ganó peso en los siguientes meses, pero luego volvió a decaer regresando los dolores y los vómitos.

Su marido Patrick Brown, en 2015, mientras la lucha de su mujer se hacía viral por las redes sociales, reconocía que él no tenía tantas fuerzas como su mujer. Contaba resignado cómo cada mañana, en lugar de poder quedarse en casa para cuidarla, tenía que marcharse a trabajar para ganar el suficiente dinero como para poder costear las facturas médicas. Esa situación dio un pequeño giro gracias a un Go fund me, una página que abrieron para recolectar fondos que financiaran el tratamiento.

Lisa Brown pasó sus últimos meses en la planta de cuidados paliativos. Hasta entonces, se esforzó por dar a conocer la enfermedad que sufría con la esperanza de conseguir que se investigara.

El pasado mayo, iba a recibir un trasplante intestinal que le sanara, pero cuando llegó al hospital le comunicaron que tenía que ganar 9 kilos para la operación. "Supe allí mismo que no tenía ninguna oportunidad", le dijo a People. "Y no podía soportarlo más".

En su funeral prohibió que la gente fuera de color negro y había pedido que tocaran Enya y Bon Iver. Para su despedida Brown solo quiso que los asistentes bailaran y comieran. "Sopa, cupcakes y muffins", dejó ordenado. Todo lo que ella hubiera querido ingerir y su enfermedad se lo impidió.

[Vía The Washington Post]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar