Actualidad

8 motivos por los que los grupos de amigos acaban rompiéndose

Las sitcoms suelen ser celebraciones de la amistad y del colegueo, sin embargo, sus finales guardan algo oscuro, ¿por qué siempre se acaban rompiendo los grupos?

A lo largo de nuestra vida conocemos a miles de personas con las que podríamos tener una relación de amistad. Conforme el tiempo avanza, esas miles de personas se vuelven cientos, después decenas, y después, quizá, es probable que las pocas que quedaran junto a nosotros se evaporen. La amistad es complicada, y los grupos de colegas lo son aún más, por eso algunas series de televisión muy célebres están obsesionados con entregarnos las versiones más amables y cómicas de la realidad. Series míticas como Seinfeld o Friends, o series más actuales como Cómo conocí a vuestra madre, Community o The Big Bang Theory están repletas de ejemplos que demuestran que si no fuera porque nosotros como audiencia les queremos ver siempre juntos, sus guionistas ya habrían separado a sus protagonista desde hace tiempo.

En cada una de las series citadas nos enfrentamos a episodios que vividos en nuestra propia carne habrían acabado mucho peor que en la ficción. Los celos, por ejemplo, son más poderosos aquí que en el mundo de la comedia. O la paciencia, cuando alguien nos traiciona. O el entendimiento, cuando un íntimo colega sólo sabe comportarse como un idiota. O incluso el dolor, cuando quienes nos rodean nos han hecho sentirnos mal continuamente. A veces no podemos entender por qué Sheldon Cooper todavía tiene a quien le cuide; nos asombra que dos mujeres como Lily y Robin cedan ante los comportamientos machistas de Barney Stinson; o sentimos rabia cuando nos enteramos de que Rachel tiene que abandonar su sueño de vivir en París para no estar lejos de Ross.

¿Hasta dónde llegamos a soportar con tal de no destrozar el interés de todo un grupo? ¿Y cuáles son los motivos más comunes para la separación de este? Tomamos como ejemplo algunas de nuestras series preferidas para ilustrar una pequeña lista de posibles desastres. Porque a lo largo de la vida conocemos a miles de personas con las que podríamos tener una gran amistad, pero conforme pasa el tiempo, se podrían volver sólo cientos, o sólo decenas… para que las más cercanas nunca jamás se evaporen, aprendamos mejor de nuestros errores. Conservar a los buenos colegas, al final, sí es un regalo.

1. Cuando dos amigos se enrollan y no se les vuelve a ver el pelo

2. Cuando alguno cambia de casa, de barrio, de trabajo, se casa...

3. Cuando el fútbol o la política les separa

4. Cuando el comportamiento de alguien se vuelve 100% irritante

5. Cuando el promiscuo del grupo ya se ha acostado con todo el grupo y las reuniones son más bien incómodas

6. Cuando ya no les divierte pasar el rato de la misma manera

7. Cuando un colega se enamora de la novia de otro colega

8. Cuando se dan cuenta de que en realidad se aburren mucho juntos

... aunque en su interior sepan que juntos pasaron unos años maravillosos, donde todo era una verdadera fiesta

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar