Actualidad

Un motín en una cárcel de Brasil deja 56 muertos

Las víctimas eran miembros de una banda criminal y también detenidos por violación en una cárcel del estado de Amazonas

Los presos tenían pistolas, escopetas y armas improvisadas.

Después de 17 horas de motín, 56 presos murieron en "la mayor masacre del sistema penitenciario" de la ciudad brasileña de Manaus, en palabras de su Secretario de Seguridad Pública del Estado de Amazonas Sergio Fontes.

Se trata de la mayor masacre en una cárcel brasileña desde Carandiru, en 1992, cuando un motín se saldó con la muerte de 111 reclusos por la brutal represión policial.

Los fallecidos eran integrantes de una organización criminal Primeiro Comando Capital (PCC) y también presos por violación, según informó el propio Fonte, que atribuyó las muertes a una guerra entre diferentes bandas. Aseguró también que la invasión policial del presidio "no era viable" y que la gestión de la crisis fue la "única posible".

Muchos de los presos se fugaron de la cárcel durante el motín. Aunque no hay cifras oficiales, la Orden de Abogados de Brasil del Amazonas informó al medio brasileño G1, de la red Globo, de que más de 130 están foragidos.

Según las autoridades, la rebelión empezó cuando miembros del comando conocido como Família do Norte (FDN) atacaron a otros presos del Primeiro Comando Capital (PCC).

En la noche del pasado domingo,un grupo de presos hizo rehenes a 12 funcionarios de la prisión, que fueron progresivamente liberados. "Pedían que no hubiera excesos cuando entrara la Policía Militar (...) Creemos que ya habían hecho lo que querían, que era matar a esa cantidad de miembros de la organización rival", dijo Fontes.

Se cree que la fuga de 87 presos en una cárcel vecina durante la misma tarde del domingo en que empezó el motín tendría relación con lo sucedido y podría haber sido una cortina de humo para desviar la atención.

La población carcelaria del Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj) es de 1.229 presos.

Además de los asesinados por armas, también hubo fallecidos por incendios provocados en las celdas. Es el caso del expolicía Moacir Jorge Pessoa da Costa, conocido como Moa, que murió carbonizado en una de las celdas. Es el único preso cuya identidad fue divulgada por la Secretaría de Seguridad Pública, informó G1.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar