Actualidad

El régimen cubano se mosquea por los "daños y privaciones" de Trump

Al gobierno de Raúl Castro no le ha sentado nada bien que el presidente estadounidense frene el aperturismo de Obama.

Cuando parecía que el bloqueo de Estados Unidos a Cuba se iba al traste 57 años despué s  de su inicio, ya tardaba Trump con su nervio en echar por tierra también ese gesto de Obama.

Lo hizo el pasado viernes, al anunciar el fin de los viajes de ocio a la isla y frenar las relaciones económicas que pasen por transferir dinero a GAESA, el consorcio empresarial dirigido por el ejército cubano que controla gran parte de la economía.

Para el gobierno cubano, claro está, el gesto ha sido una afrenta y ya ha respondido. La administración de Raúl Castro tachó de "retórica hostil" el discurso de la nueva administración hacia la isla y auguró un "retroceso" de las relaciones. "Nuevamente, el gobierno de Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, a adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo", aseveró el régimen en el comunicado.

"No solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también a la soberanía y a los intereses de otros países, concitando el odio internaiconal", agregó.

El presidente estadounidense anunció las medidas en Miami, hogar de miles de exiliados cubanos. Aunque hizo hincapié en que habría avances si el gobierno cubano liberaba a presos políticos, varios analistas han señalado el gesto como un guiño a los exiliados que le dieron la victoria electoral en noviembre pasado.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar