PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La monstruosidad urbanística de Hong Kong también tiene su arte

H

 

El artista Mark Bradford aterriza en Hong Kong con una peculiar propuesta de “abstracción social”

Antonio J. Rodríguez

11 Junio 2014 14:24

Quizá porque cumplen con las peores predicciones de la ciencia ficción, o sólo porque son alucinantes, hay en Occidente una fascinación creciente por el urbanismo que ahora define Extremo Oriente: allí está la fantasmal Pyongyang y el delirio urbanístico de Ordos, y allí también nació el superslum amurallado de Kowloon. Precisamente especializada en las megalópolis chinas, días atrás la obra del fotógrafo alemán con base en Hong Kong Michael Wolf daban la vuelta a Internet. Ellas ilustran mejor que nada la alienación de la vida moderna. Y también a la White Cube de Hong Kong acaba de llegar Mark Bradford, conocido por su trabajo con materiales hallados en el entorno urbano, e igualmente interesado en las ciudad de Hong Kong, sus estructuras de poder, su política y su plan de urbanismo. Con más de siete millones de habitantes, el monstruo de Hong Kong es la ciudad más densa del mundo.

El punto de partida en estos trabajos de Bradford son planos arquitectónicos. A partir de ahí se producen las manipulaciones. Como la White Cube resumen, “con cada pequeño cuadrado o rectáculo dividido, subdividido y fragmentado en unidades aún más pequeñas con aspecto de jaula, Bradford subraya la crisis de la ausencia de espacio habitable en Hong Kong, donde casi la mitad de la población reside en viviendas protegidas y hacinadas”. Y en opinión del propio Bradford: “las condiciones de vida en la vivienda pública de Hong Kong siguen siendo un asunto político con que crear una expresión de “abstracción social”.

Precisamente es éste uno de los aspectos más llamativos en la obra de Bradford: su relación entre la forma y el contenido, entre el mensaje crítico y una forma tradicionalmente asociada a la evasión. Cuando la revista Front Row le preguntó por este asunto, su respuesta fue rotunda:

—¿Cómo te pones tú hablar de abstracción de mitad de siglo? Es como, ¿estás de broma? Sobre todo si eres blanco. Olvídalo. Y sobre todo si eres heterosexual. Es mejor que hables sobre travestirse. Yo pensaba, bueno, ya sabes, en el urbanismo, la ciudad, a mí siempre me han fascinado las ciudades en general, el espacio público, donde todo el mundo puede moverse. Me encantan las cosas donde todo el mundo puede ir. No me gustan las cosas exclusivas, y el mundo del arte es muy exclusivo. Yo hago pintura abstracta con esta especie de aspecto exterior que toma elementos de la ciudad […] Mi idea no es tanto hacer algonuevo o irónico, sino seguir un impulso honesto.

 Mark Bradford

 Mark Bradford

 Mark Bradford

 Mark Bradford

 Mark Bradford

 Mark Bradford

 Mark Bradford

share