Actualidad

Tras ser obligados a revisar pornografía infantil, dos empleados denuncian a Microsoft

Los trabajadores alegan que no se les proporcionó suficiente apoyo psicológico, sufriendo ahora un grave estrés postraumático por los materiales "indescriptibles" que tenían que ver como moderadores de contenidos

Tras haber sido obligados a ver imágenes de brutales abusos sexuales a niños y asesinatos de menores, dos empleados de Microsoft han denunciado a la compañía. Ambos aseguran sufrir un grave estrés postraumático por los materiales "indescriptibles" que tenían que ver como moderadores de contenidos.

A día de hoy, Henry Soto y Greg Blauert, los demandantes, son incapaces de mirar a un ordenador. Cada vez que lo hacen, su cabeza potencia unas imágenes ya de por sí recurrentes en las que aparecen depravados perpetrando toda clase de repugnantes actos a indefensos niños.

Ambos trabajadores formaban parte del equipo de seguridad en línea de la corporación, encargado de supervisar los contenidos que circulan por la red para denunciar y retirar los vídeos e imágenes denigrantes que se detecten. Desde que se aprobó una legislación en 2008, todas las empresas tecnológicas que operen en Estados Unidos deben controlar y reportar material digital en el que se cometan delitos.

Aunque la tarea es absolutamente necesaria para luchar contra el crimen, la demanda acusa a Microsoft de "negligencia" por las condiciones laborales a las que les sometieron y que finalmente desembocaron en colapsos nerviosos.

El documento de la demanda relata que Henry Soto fue "trasladado involuntariamente" a la unidad y que a Greg Blauert se le requirió una vez contratado para que pasara a "revisar miles de imágenes de pornografía infantil, pornografía de adultos y bestialidades que representaban gráficamente la violencia y depravación de los perpetradores".

"Muchas personas simplemente no pueden imaginar lo que tuvieron que ver a diario, ya que la mayoría de la gente no entiende lo horrible e inhumana que puede ser la peor gente del mundo", manifiestan los abogados. "Se hacen cosas indescriptibles a esos niños", dicen para intentar trasladar el calvario emocional que aseguran haber pasado estos dos trabajadores.

A veces no puede mirar a su propio hijo... No puede ver un cuchillo en la cocina...No puede mirar a un ordenador

A pesar de que Microsoft creó un 'programa de bienestar' dirigido a esta unidad para paliar los efectos psicológicos, los denunciantes afirman que los servicios proporcionados eran insuficientes y que no se tomaban en consideración los síntomas que empezaban a manifestar.

"A veces, no puede mirar a su propio hijo... No puede ver un cuchillo en la cocina... No puede mirar a un ordenador", narra el letrado de Soto a The Guardian.

En un comunicado, Microsoft ha mostrado su disconformidad con la denuncia y asegura que "toma en serio su responsabilidad de remover y reportar imágenes de la explotación y abuso sexuales de niños en sus servicios, así como la salud y la resiliencia de los empleados que hacen este importante trabajo".

Este caso puede servir para visibilizar un trabajo que suele pasar desapercibido al resto de la ciudadanía, a la vez que puede poner los cimientos para mejorar las condiciones laborales dentro de esta profesión.

Los demandantes valoran que se deben introducir programas de seguimiento psicológico, tecnología para "reducir el realismo de las imágenes" y reasignar a los empleados que no deseen seguir haciendo ese trabajo. Según recogen diferentes informes, los moderadores de las grandes compañías —entre las que se incluyen Facebook, Twitter y Youtube— trabajan con pobres garantías y apoyos.

[Vía The Guardian]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar