PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El asedio de las mujeres semidesnudas que te animan a que consigas un cuerpo perfecto

H

 

Victoria's Secret, sois un poco pelmas ya

Leticia García

30 Octubre 2014 11:15

Cuentan que las modelos de su desfile anual están una semana siguiendo una dieta y un entrenamiento especiales. Nada se deja al azar en la presentación de la marca de lencería Victoria’s Secret, la pasarela más vista del mundo. Cualquier maniquí aspira a participar en dicho desfile, pese a tener que hacer sacrificios previos.

Así se convirtió esta marca en una enseña mundial. Y así empezaron a lloverle las críticas: sus modelos llevan alas de ángel y suelen disfrazarse para desfilar. Sujetadores y gorros de Papá Noel, bragas de encaje y penachos de plumas. Muchos ven en esta presentación un ejemplo flagrante de cosificación femenina, y un desfile en el que se hace apología de un cánon de belleza irrealizable.

Por si quedaba alguna duda, la marca acaba de lanzar una campaña en la que varias modelos posan en lencería bajo el lema “El Cuerpo Perfecto”. Frances Black, una estudiante británica de 22 años se topó con la imagen en mitad de la calle, e inmediatamente abrió un change.org para que lo retiraran. La campaña, titulada “Discúlpense y corrijan la publicidad irresponsable de su nueva línea de sujetadores”, ha alcanzado las 4.000 firmas en pocas horas.

En un momento en el que la media de mujeres que se sienten acomplejadas crece exponencialmente, quizá no sea beneficioso toparse con vallas que describen lo que para algunos es “el cuerpo perfecto”.

“Todos los días, las mujeres son bombardeadas con anuncios encaminados a hacerlas sentir inseguras con sus cuerpos. Esperan que así gasten dinero en productos que supuestamente les harán más felices y más bellas”, escribe Black en la descripción de su campaña.

Bajo el hashtag #iamperfect cientos de mujeres están apoyando en Twitter la retirada. Victoria’s Secret seguirá vendiendo, proponiendo cánones irrealizables y llevando a cabo su desfile anual ante la atenta mirada de millones de personas. Pero quizá esta llamada de atención sirva para que empiecen a utilizar otras tácticas de venta menos agresivas.

share