Actualidad

Adolescente y superdotada: así es el nuevo rostro de la moda

Se llama Isabella Rose Taylor, tiene 13 años y su línea de ropa ya tiene el apoyo de inversores y tiendas reconocidas

Tiene trece años y un coeficiente intelectual que la sitúa como superdotada. Isabella Rose Taylor ya estudia en la universidad, pero no quiere ser ingeniera ni científica, sino dedicarse a la moda. Es más, ya puede decir que juega en la liga de los diseñadores importantes: comercializa su línea de ropa en Nordstrom (una de las cadenas multimarca más importantes de los Estados Unidos) y acaba de presentar su primer desfile dentro de la semana de la moda de Nueva York.

Vídeo

Son muchos los modistos y firmas noveles que desean ver sus diseños sobre una pasarela internacional, y muy pocos los que lo consiguen. La mayoría, si no todos, necesitan un patrocinador que les sufrague los enormes gastos necesarios para montar un desfile. En un entorno tan competitivo como el de la moda americana, los sponsors eligen a aquellos cuyos diseños tengan proyección comercial y, a la vez, sean lo suficientemente creativos. Isabella acaba de entrar en la adolescencia, pero la firma tecnológica Dell ya ha decidido financiar la exhibición de sus colecciones y ayudarla con su negocio.

“Dell se enorgullece de formar parte de la colección de primavera que Isabella presenta en la semana de la moda de Nueva York”, afirma la compañía en la nota de prensa, donde se definen como su “socio tecnológico”. Las empresas dedicadas a la tecnología están invirtiendo, de un tiempo a esta parte, en aplicaciones y start ups relacionadas con la moda. Pero es la primera vez que confían ciegamente en alguien tan joven.

Sin embargo, la edad de Isabella no le resta talento a su trabajo. Jennifer Jackson, directora de merchandising en Nordstrom dice de ella en la Fox que es “una visionaria. No sólo estamos impresionados con su sentido creativo. También con su habilidad para combinar las piezas que diseña”.

La jovencísima diseñadora define su ropa como “hippie, grunge y femenina” y, lejos de tener las miras puestas en las tendencias o en los ejercicios creativos de las marcas de lujo, prefiere diseñar prendas comerciales para el público que mejor conoce; el adolescente.

“Mi meta es darles a las chicas de mi edad ropa con la que puedan sentirse identificadas”, escribe Isabella en su página web. Sus precios, entre los treinta y los setenta euros, son coherentes con el público al que va dirigido.

La colección que acaba de presentar en Nueva York, llena de vestidos vaporosos bajo camisas estampadas, ya ha sido reseñada por la prensa internacional. Pero lejos de ser una mera anécdota, dicho desfile sólo es una pieza más dentro del engranaje que Isabella está construyendo dentro de su marca. Ya tiene un taller en el que trabajar, el apoyo de Dell como inversor, una famosa cadena en la que vender y hasta un equipo trabajando a sus órdenes.

“Quiero hacer de Isabella Rose Taylor una marca global. Después me gustaría diversificar mi negocio con accesorios, bolsos y zapatos. Y, finalmente, me encantaría servir de inspiración a otras chicas y trabajar como mentora para aquellas que no tienen el apoyo que yo he tenido”, declara la diseñadora en Business Insider.

Con 13 años, ha logrado lo que muchísimos diseñadores no lograrían en todo ese tiempo. Sin duda, además de talento para diseñar, Isabella sabe muy bien cómo llevar un negocio.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar