PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La moda que no te contaron, o cuando el maquillaje era cosa de hombres

H

 

Cinco hombres se atreven a maquillarse como mujeres con resultados sorprendentes

Leticia García

25 Julio 2014 10:38

Escépticos y un poco recelosos acudieron estos cinco hombres a la llamada de Buzzfeed: el reto consistía en someterse a una sesión de maquillaje de las de verdad. Con mucho rimmel, colorete, labiales y corrector, para luego comprobar los resultados.

"Esta cara es con la que me levanto cada mañana", decía uno. "Espero quedar bien", replicaba otro. Entre tanto, la maquilladora Sonia Resh trabajaba con la mitad de su cara: aplicaba cosméticos, afeitaba la mitad de sus barbas y les ponía extensiones capilares en una parte de la cabeza. Cuando se miraron al espejo estos cinco incrédulos, comprobaron sorprendidos que la expresión y el aspecto de su rostro había cambiado hasta parecerse al de una mujer. Y una, además, bastante atractiva.

Está claro que el maquillaje hace milagros. Donde antes había ojeras, ahora hay ojos rasgados, pómulos prominentes en lugar de mofletes caídos y tersura en lugar de arrugas y manchas. Sin embargo, la prueba no sólo quería mostrar las bondades de la cosmética en cualquier rostro, sino lograr que los hombres se pusieran en la piel (nunca mejor dicho) de muchas mujeres y, sobre todo, que desterraran (aunque fuera un poquito) el tabú que existe en torno a la cosmética entre el sector masculino.

Al fin y al cabo, el maquillaje era una práctica muy extendida entre los dos sexos hasta hace un par de siglos. No hace falta volver a embadurnarse con polvos y coloretes, pero tal vez las caras sorprendidas de estos cinco hombres ante el espejo sirvan para replantearse que la cosmética no tiene por qué ser un territorio exclusivamente femenino.

share