Actualidad

Mirar a los ojos de un desconocido: el movimiento que busca nuevas experiencias espirituales

Los que participan en este experimento buscan una misma cosa que en ocasiones perdemos: la conexión humana

No es necesario conocer a una persona para que nos haga sentir. En alguna ocasión, te habrás mirado casualmente con un extraño en un espacio público y, sin darte cuenta, habrás sentido una conexión tan profunda que te ha parecido que ya habíais coincidido antes.

Hace unos meses vimos en un vídeo como Amnistía Internacional hizo este ejercicio con europeos y refugiados. Todos ellos sintieron mucho más de lo que nunca hubiesen hecho con las imágenes que se retransmiten por televisión.

Este mismo concepto se ha puesto en práctica en el evento mensual llamado The Human Connection, que tiene lugar en los Jardines Fitzroy de Melboune. The Guardian ha estado entre los asistentes y ha sido testigo de ello.

Este movimiento consiste en encontrar a alguien que esté solo sobre la hierba, sentarse delante suyo y mirarle sin decir nada. Ambos pueden observarse durante todo el tiempo que quieran y, cuando decidan romper el silencio, podrán tener una conversación.

El mismo ejercició que realizó Amnistía Internacional se ha puesto en práctica en el evento mensual llamado The Human Connection, que tiene lugar en los Jardines Fitzroy de Melboune

Todos los asistentes buscan una misma cosa que, en algunas ocasiones, se está perdiendo: la conexión humana. Uno de ellos, David Kirk, admite que le gusta vivir aislado pero también sentir conexión momentánea. Y este es el lugar más idóneo para hacerlo.

"Me encanta conectar con la gente, pero estoy mucho más cómodo en aislamiento. Me gusta aventurarme a conectar y luego volver a ser un ermitaño. La experiencia de conectar con alguien a través del contacto visual durante un minuto hace que la conversación fluya tan fácilmente... Es bastante sorprendente".

La soltura con la que pueden hablar se debe a que, al mirarse en silencio, ya han derribado muros con los que no podrían acabar ni en 10.000 palabras. Los participantes son conscientes de ello y esto les hace ser naturales y actuar sin torpezas

"La experiencia de conectar con alguien a través del contacto visual durante un minuto hace que la conversación fluya tan fácilmente"

Human Connection nació el año pasado y desde entonces han recibido a toda clase de personas. Aquellas que han hecho que, como dijo su fundador, Igor Kreyman, este evento haya sido un éxito.

[Vía The Guardian]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar