PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El mindfulness sube de tono: llega la Meditación Orgásmica

H

 

Crece una nueva tendencia entre las mujeres que practican meditación

Tina Cereal

31 Marzo 2014 09:00

La presencia de la cultura oriental entre nosotros funciona como un boomerang que siempre vuelve. Cíclicamente, desde la meditación en los beatniks pasando por el new age, aquella moda del sexo tántrico, el yoga y luego el mindfulness y el ayurveda, los usos y costumbres de las culturas budistas o hindúes vuelven con nosotros bajo la mirada y reinterpretación del ciudadano occidental. La última de estas tendencias, según recogía recientemente Salon.com, consiste en la Meditación Orgásmica (OM). Tras la implantación del mindfulness en la vida laboral, era de prever que éste llegara al espacio íntimo, en este caso planteado como remedio para la ansiedad, solución para el cansancio acumulado y, por qué no, una nueva fuente de placer femenino.

Y sí: es sólo para mujeres.

La práctica de la OM es muy sencilla, pero precisa técnica. La suavidad, la respiración y sobre todo la paciencia son tres de las claves que ayudarán a quien la ejecute a llegar a un orgasmo que durará hasta 15 minutos. Sin embargo, no se trata de una práctica sexual, tampoco un pretexto para dar pie a orgías en los talleres de yoga: en realidad es un acto destinado a ejercitar el espíritu a través del punto más sensible del cuerpo.

Desnuda de cintura para abajo, la idea es que la mujer permanezca tumbada para que su compañero, o incluso ella misma, pueda acariciar los alrededores de su clítoris con suavidad. Mientras, la mujer practicará el silencio meditativo, dejará en blanco su mente y en algún momento de la meditación logrará sentir uno de los máximos placeres que haya experimentado jamás. Como un orgasmo, pero más intenso, más íntimo y más espiritual.

La organización norteamericana One Taste realiza cursos exclusivos para ellas, pero también para parejas que quieren desarrollar este arte. En Internet se pueden encontrar algunos vídeos que explican su ejecución, y desde One Taste aseguran que lo importante no es la predisposición del cuerpo, sino del alma.

Puede que suene a broma, pero como idea es excepcional.

¿Llegará la moda de la Meditación Orgásmica a España? ¿Se llenarán de jadeos nuestros gimnasios y talleres de yoga? ¿Lograremos alcanzar los 15 minutos de placer prometidos? ¿Pasaremos del Oh, sí al Ohhhmmmm de una vez por todas?

Encendamos las velas y respiremos. No será por falta de ganas.

share