Actualidad

Los miembros de Delorean se encuentran 'bien' y aún permanecen en México

Euskadi Irratia consigue el primer testimonio del grupo vasco tras su 'secuestro virtual'

Ayer se dio a conocer el susto que los cuatro miembros de Delorean sufrieron al verse víctimas de un ‘secuestro virtual’ en México D.F. durante 48 horas. No obstante, no ha sido hasta ahora que gracias a una información de Eitb se han terminado de esclarecer los hechos. Euskadi Irratia ha conseguido ponerse en contacto con los músicos, que han confirmado que se encuentran “bien” y que no tiene intención de ofrecer más declaraciones. De momento la banda permanece en terriorio mexicano. Por su parte, el padre del vocalista, Fernando Lopetegi, ha comentado al medio vasco que la Audiencia Nacional está investigando el caso, puesto bajo secreto de sumario.

Tal como explica EItb, la pesadilla empezó el pasado domingo cuando la banda aprovechó el día para hacer turismo en la capital mexicana. Según sus informaciones, antes de volver a sus habitaciones, Guillermo Astrain, uno de los miembros del grupo, recibió una llamada de una persona que aseguraba ser miembro de la temida banda criminal de Los Zetas (otras fuentes indican sin embargo que esa persona se identificó en un primer momento como miembro del cuerpo de policía mexicano), quien le alertó de que se iba a cometer un tiroteo en el interior del hotel en el que se alojaban, instándoles, por su propia seguridad, a que recogieran sus pertenencias y se dirigieran a otro hotel en las cercanías. Los otros dos miembros del grupo recibieron llamadas similares, por separado, en las que se les pedía que sacaran dinero en efectivo, comprasen varios teléfonos móviles y los recargasen a fin de poder estar conectados entre ellos. Más adelante les obligaron a que rompiesen sus teléfonos particulares para eliminar cualquier contacto con el exterior.

Llegados a este punto el cuarteto, que estaba separado en dos habitaciones diferentes, empezó a recibir multitud de llamadas de los extorsionadores, que les bombardearon a preguntas personales. Fue a partir de ese momento que les hicieron creer que estaban siendo vigilados y que sus movimientos eran controlados por sus supuestos secuestradores. Sin embargo, ninguno de los miembros de Delorean llegó a ver con sus propios ojos nada ni realmente amenazante ni a nadie que usara la fuerza para retenerles en ese segundo hotel.

Recurriendo a la violencia verbal por teléfono y creando una sensación de control exhaustivo, los extorsionadores les hicieron creer que se encontraban secuestrados corriendo grave riesgo sus vidas. A la vez, los malechores se pusieron en contacto con sus familiares pidiendo un rescate inicial de un millón de dólares. Rescate que las familias estaban a punto de pagar en el momento en el que la policía les avisó de la liberación de los "rehenes".

Tal como ha declarado el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, "no hubo violencia ni forcejeo para llevarles contra su voluntad a otro sitio, lo que les hicieron es crear una situación de control, aunque ellos [los secuestradores] no estuvieran allí físicamente ni siquiera vigilando permanentemente. Los músicos vascos tenían incluso la posibilidad de marcharse libremente, pero claro, en ese país, en ese entorno desconocido... Han tenido la impresión de estar en un secuestro real".

Suponemos que en breve, cuando la investigación lo permita, se darán a conocer aún más datos de este suceso que, por suerte para todos, ha acabado bien.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar