Actualidad

Encuentran la evidencia de vida más antigua de la Tierra

Desentierran microfósiles que podrían tener 4.300 millones de años de antigüedad y que pueden servir para estudiar la posible existencia de vida en Marte

En el cinturón Nuvvuagittuq, una remota zona de Quebec (Canadá), unos científicos han desenterrado unos microfósiles que podrían ser la muestra de vida en la Tierra más antigua que se conoce.

En un pedazo de roca, han encontrado estructuras tubulares y filamentosas que serían bacterias que vivieron hace unos 4.000 millones de años (entre los 3.770 y los 4.280 millones de años, según los cálculos de los investigadores). Habrían aparecido en la Tierra solo 200 años después de que nuestro planeta se formara.

Se cree que la vida microbiana emergió cerca de los respiraderos hidrotermales (géiseres submarinos), unas aguas calientes ricas en minerales debido a que emanaba hierro del manto de la Tierra a través de fisuras del fondo del mar. Las rocas en las que se ha producido el hallazgo habrían formado parte de ese fondo marino hace millones de años, antes de que el movimiento de las placas tectónicas las sacara a la superficie.

" Nuestro descubrimiento apoya la idea de que la vida surgió de los respiraderos calientes del fondo del mar poco después de que el planeta Tierra se formara. Esta rápida aparición de la vida en la Tierra encaja con otras evidencias recientes de túmulos datados alrededor de los 3.700 millones de años atrás que fueron configurados por microorganismos", manifiesta Matthew Dodd, miembro del equipo británico de University College London en un artículo publicado en Nature.

Los tubos de hematita en las fumarolas hidrotermales

Los microfósiles más antiguos hasta la fecha se habían hallado en Australia Occidental y tenían unos 3.500 millones de años. Los investigadores argumentan que este nuevo hallazgo tiene papeletas de ser el definitivo, pues es poco probable que se logre retroceder aún más en el tiempo. La Tierra, en sus inicios, era un lugar hostil con meteoritos impactando constantemente sobre le superficie, algo que hacía imposible cualquier forma de vida.

Para comprobar que las estructuras descubiertas en las rocas representaban bacterias y no minerales no biológicos, los científicos las sometieron a pruebas de carbono-12. Las pruebas parecen confirmar con alta probabilidad que se trata de restos de microorganismos vivos.

El valor de estos microfósiles no solo se encuentra en que conozcamos que fueron el principio de todo. También ayudan a la búsqueda de vida en otros planetas. Las condiciones en las que se desarrollaron estos microorganismos podrían ser las mismas que las que había en Marte cuando el planeta rojo tenía océanos o lagunas de agua líquida en su superficie.

"Nuestra predicción, por tanto, es que se hallarán evidencias de vida en Marte que datarán de 4.000 millones de años atrás. De lo contrario, la Tierra será una excepción muy especial", concluye Dodd.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar