PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

20 cosas que nunca imaginamos de la vida adulta

H

 

O cuando "día de paga" significaban cinco euros más en la hucha, y no cincuenta emails reclamando facturas

Luna Miguel

30 Octubre 2014 16:10

No entiendo nada que no me haya enseñado Nintendo, escribe el joven poeta Augusto Sonrics en Tumblr, en un poema que habla de esa transformación tan angustiosa que es dejar la infancia y la adolescencia atrás para convertirse en adulto. El autor tiene mucha razón al enunciar tal sentimiento, porque cualquiera que como él ronde hoy los veintitantos sabrá que  todo lo que nos enseñaron los dibujos animados, las series de teenagers y los libros o videojuegos de nuestro pasado es, en realidad, una gran mentira.

De pequeños teníamos grandes expectativas sobre aquello en lo que nos convertiríamos. Conforme pasaban los años, nos dimos cuenta de que demasiados asuntos que para nosotros querían decir una cosa, después pasaron a significar otra completamente distinta. Para los que recientemente también se hayan dicho para sus adentros eso de que “la vida iba enserio”, hemos elaborado una lista de conceptos que desgraciadamente nos son demasiado familiares, pero que al menos nos hacen recordar esa época dorada…

1. ... de cuando "día de paga" significaba cinco euros para chuches y pipas, y no cincuenta emails seguidos reclamando facturas.

2. De cuando “ahorrar" significaba desear un disco nuevo, y no tener miedo a que se estropee una tubería.

3. De cuando “novio” significaba mariposas en el estómago, y no pedir hora para depilarse.

4. De cuando “vacaciones” significaba tres meses pensando sólo en la piscina, y no cuatro días pensando sólo en lo que te va a costar volver a la rutina.

5. De cuando “comida sana” significaba anuncio de mayonesa baja en calorías, y no tu menú sin sal cada día.

6. De cuando “Internet” significaba chatear por Messenger un par de horas al día, y no tener a todo el mundo cosiéndote a Whatsapps.

7. De cuando “borrachera” significaba ocultar a tus padres que te habías tomado un calimocho, y no aquello que deseas hacer cada vez que sales del trabajo a las nueve de la noche.

8. De cuando “regalo de navidad” significaba trillones de juguetes, y no un triste juego de sartenes.

9. De cuando “enfermedad” significaba quedarse una semana en cama jugando a la Play, y no ir a la oficina con un cóctel de antibióticos dentro.

10. De cuando “ir al cine” significaba ver alegremente algo de Disney, y no sentirse culpable por seguir yendo a películas infantiles.

11. De cuando “cocinar” significaba meter el contenido de un paquete de salchichas en el microondas, y no quemar pasteles elaboradísimos en el horno.

12. De cuando “sexo” significaba pornografía, y no simplemente eso: sexo.

13. De cuando “llorar” significaba conseguir que te quitaran el castigo, y no esconderse en el baño cuando tu jefe te regaña.

14. De cuando “éxito” significaba aprobarlas todas, y no aquello que a los de más —o al menos a aquellos que tienen Instagram— parece que les llega constantemente pero a ti no.

 15. De cuando “reunión familiar” significaba jugar o presumir con tus primos, y no ir otra vez de visita a un hospital.

16. De cuando “tener un sueño” significaba que aún quedaba mucho tiempo para poder cumplirlo, y no que la cosa está empezando a ponerse un poquíiiito difícil.

17. De cuando “música” significaba la definición de tu personalidad, y no los 9,99 euros que te cuesta el Spotify.

18. De cuando “Eminem” significaba lo más cool, y no algo de lo que avergonzarse por llevar a tope en el mp3.

19. De cuando “Mp3” significaba modernidad, y no que tu Smartphone es un truño.

20. De cuando “perder el tiempo” significaba vivir, y no pasarse el día poniendo like a las listas costumbristas, memes y demás chorradas que a todos nos gusta compartir en Facebook.

share