Actualidad

Las 5 mejores actuaciones de los GRAMMYs 2014 (y un puñado de momentos bizarros)

Daft Punk y el sombrero de Pharrell, grandes protagonistas de la noche

Esta madrugada se ha celebrado la ceremonia de la 56 edición de los premios Grammy en Los Angeles. Los grandes vencedores de la noche fueron Daft Punk y el dúo de rap Macklemore & Ryan Lewis, con cuatro galardones cada uno. Dos datos que nos dicen mucho sobre cómo funcionan estos premios.

La Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación otorgó los premios principales (mejor álbum y mejor grabación del año) a Random Access Memories, devolviéndole así el guiño de ojo a un disco que es un homenaje al viejo orden de la industria musical. Macklemore & Ryan Lewis, por su parte, han arrasado en las categorías de rap, dejando, como era de esperar, sin un sólo premio a Kanye West y su “Yeezus”. En su última conversación con Steve McQueen, Kanye trazaba un paralelismo con la carrera del director: “Me gusta 'Shame' tanto como '12 Años de Esclavitud', pero a Hollywood le gusta más la idea de un director negro haciendo '12 Años de Esclavitud' que la de un director negro haciendo 'Shame'”. Pues bien, queda claro que a la industria de la música le gusta más la idea de un disco que reivindique el esplendor de sus años dorados, como “Random Access Memories”, que no un disco que desafía las convenciones de la mercadotecnia como “Yeezus”.

El premio a la canción del año ha sido para “Royals” de Lorde mientras que el premio al mejor disco de música alternativa se lo ha llevado, este sí con justicia, Modern Vampires Of The Cityde Vampire Weekend.

A pesar de sus tediosas galas y de su peculiar criterio, los premios Grammy siempre ofrecen actuaciones musicales para el recuerdo, y este año no ha sido una excepción. A continuación te dejamos las 5 mejores actuaciones de la noche.

Beyoncé y Jay Z – Drunk in Love

La pareja más poderosa de la industria de la música relata su vida sexual sobre el escenario. ¿Puede haber algo más morboso que esto? Por mucho que suba la temperatura, ninguno de los dos pierde el estilo.

Daft Punk, Nile Rodgers, Pharrell y Stevie Wonder - Medley

Podría haber sido épico, pero se quedó a medio camino. Daft Punk quemaron la carta del factor sorpresa cuando aparecieron en 2008 con Kanye West y el decorado del estudio de grabación vintage es mucho menos espectacular que su ya famosa pirámide. Quizá faltaron horas de ensayo pero, en lo musical, el medley sonó a medio gas. Aún así, juntar a semejante colección de estrellas siempre es sinónimo de fiesta. De hecho, lo mejor de la actuación fue que nos dio la oportunidad de ver a Yoko Ono o Ringo Star bailando en una improvisada discoteca senior.

Lorde - Royals

La seguridad en sí misma que transmite Lorde es impropia de sus 17 años. La neozelandesa no necesitó de grandes artificios para firmar una de las actuaciones más convincentes de la noche. Con una puesta en escena minimalista de aires góticos, sus bailes espasmódicos y su poderoso registro vocal sobraron para convencer.

Paul McCartney & Ringo Starr - Queenie Eye

Como era de esperar, no hubo canción de los Beatles. Paul McCartney se dejó acompañar por Ringo Starr para interpretar “Queenie Eye”, uno de los cortes de su último disco. La actuación invitó a los bostezos pero, qué demonios, era la primera vez que los dos únicos Beatles vivos coincidían sobre el escenario desde 2009.

Kendrick Lamar y Imagine Dragons

Ni los arranques de épica pomposa de Imagine Dragons pudieron estropear el mejor momento musical de la noche. La dos minutos de arrebato de Kendrick Lamar interpretando “m.A.A.d city” valieron por las tres horas de ceremonia. K-Dot llegó, vio y se comió al resto con patatas. Enorme.

Además de actuaciones musicales, la gala de los Grammy ha estado sobrado de momentos bizarros. Aquí te dejamos algunos de los más destacados.

El sombrero de Pharrell se convirtió en meme tan pronto como el artista pisó la alfombra roja. ¿De dónde demonios lo sacó?

Durante la actuación de Kendrick Lamar, Taylor Swift bailó como lo haría una hipster blanca en Coachella.

Madonna lució dientes dorados.

Vestirse como tu madre es tendencia.

¿Robert Smith en La Hora Chanante? ¿Una marioneta diabólica? ¿Un personaje de Tim Burton? No, Lorde.

Pink volvió a montar el numerito circense.

Taylor Swift poseída por Satan

Taylor Swift

Taylor Swift

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar