Actualidad

La mejor troleada a Brasil se esconde en PornHub

El partido entre Alemania y Brasil pone de manifiesto la guerra publicitaria de las páginas porno por conquistar tus redes sociales

Minuto 91 en el estadio Mineirao. Mientras medio mundo se cachondea del derrumbamiento del gran símbolo del fútbol en su propia casa, Internet ya está plagado de bromas sobre la paliza de Alemania a Brasil: ediciones del Cristo Redentor haciéndose un facepalm, memes de Hitler con el lema “Me río de Janeiro”, variaciones de la bandera de Brasil con una portería llena de balones… La competición ahora consiste en acuñar el mejor chiste. En esas, alguien decide subir al portal Pornhub un clip de los jugadores alemanes celebrando un gol. ¿Título del video? “Young Brazilians get fucked by entire German Soccer Team”. A continuación hace una captura de la broma, la sube a Twitter y obtiene miles de retuits.

when I just went to pornhub pic.twitter.com/ifzEvuEzIY

— Me When I.. (@MeWhenl) julio 8, 2014

Inmediatamente, el portal para adultos toma el testigo de la conversación y pide a los usuarios que, por favor, dejen de subir clips de fútbol a su web de porno. En concreto dicen:

—Por favor, dejen de subir los mejores momentos del partido a Pornhub… Nuestra sección “Public humiliation” está a rebosar. #BrazilvsGermany”.

Ovación, favs y aplausos. La broma es retuiteada por más de 30.000 personas, y desde luego podría pasar como otra idea brillante de community manager, a la altura de otras genialidades como el tuitero de US Airways que respondió a un cliente con un avión insertado en el ano o el timeline de la @policia, si no fuera porque la cosa va más allá: este tuit era la última hazaña de Pornhub para canibalizar a sus competidores a través de la información blanda.

España prefiere el fútbol al porno

Largo es el historial de ocasiones en que la community de Pornhub (de nombre Katie) es sacada a hombros por Twitter. Días atrás, un grupo de matemáticos empleados en el portal de pornografía revelaba una información cuanto menos divertida: la gente prefiere el fútbol al porno. De largo. Por ejemplo, durante el partido entre España y Holanda, el tráfico a la web de YouPorn procedente de España se hundió en un 40%. En Holanda la caída llegó al 65%.

Más divertido si cabe es el caso de Italia: cuando su selección empezó a jugar con Reino Unido, el tráfico a la página bajó en un 40%. Italia ganó 2-1 a los británicos, y con el silbido final llegó la fiesta: el volumen de usuarios italianos conectados a Pornhub se disparó entonces en un 80%. Italia estaba feliz.

Es esta una información muy susceptible de ser replicada en medios generalistas de todo el mundo, sin distinción de públicos: “Italia se masturba masivamente tras ganar a Reino Unido”, “Los holandeses dejan de mirar porno para animar a su equipo”, “Maracaná detiene la vida sexual de los países que van al Mundial”… Las posibilidades de titulares jocosos derivados de estas informaciones de Pornhub no se acaban nunca, y la web obtiene así una muy valiosa publicidad gratuita.

Consciente de que pocas cosas más persuasivas hay que el matrimonio entre sexo y deportes, en los últimos tiempos la firma se ha especializado en analizar métricas basadas en estos asuntos: ahí quedan sus lecturas de las Olimpiadas, de la SuperBowl o de la UEFA. Se trata de una buena metáfora para explicar que, en tiempos de superávit informativo, las estadísticas son el nuevo porno.

Tiene 25 años y es el nuevo genio de la publicidad erótica

La capacidad de Pornhub para producir titulares es impresionante: lo consiguen incluso cuando se trata de anunciar el fichaje del cerebro que dirige sus campañas publicitarias. A finales del mes pasado, Vocativ decía: “ El gran hombre de la publicidad en Pornhub vive en un país que prohíbe las páginas porno”. Se referían a Nuri Gülver, un publicitario de 25 años que se convirtió en su nuevo director creativo después de ganar un concurso abierto. El propósito del mismo era ejecutar una campaña titulada “All You Need Is Hand”, que Gülver decidió remezclar después con la canción de los Beatles “All You Need Is Love”. El resultado fue este:

Gülver acaba de tomar el testigo de una firma particularmente disruptiva a la hora de entender la publicidad digital. Sin embargo, se trata de un sector donde la competencia es atroz, y todos aprenden del mejor: páginas como RedTube, Tube8, YouPorn o PornMD han estudiado e imitado bien el estilo de Pornhub. Hasta la fecha, la receta pasa por una síntesis de periodismo científico (“The average Speedy of ejaculation is 28 miles per hour. #Fact”, @Pornhub), divertidos llamamientos al sexo (“Every time you masturbate a kitten gets adopted”, @YouPorn), y humor de sal gorda (“Quick, suck my dick, the fate of the World depends on it!”, @YouPorn). Funciona.

Paralelamente, esta carrera publicitaria entre portales que alojan vídeos porno plantea una pregunta inevitable: ¿para qué este esfuerzo?, ¿hay algo más fácil de vender que el sexo gratis? Por supuesto, el problema al que se enfrentan todas estas webs es su incapacidad para generar virales, un negocio que en los últimos tiempos ha ido muy bien a publicitarios y medios de comunicación.

Es decir, puede que Google esté lleno de sexo, pero el verdadero éxito de estas páginas sería conquistar Facebook y Twitter: ya se sabe que, si las redes sociales no contienen sino la imagen que uno quiere proyectar, resulta mucho más amable postear una ingeniosa estadísticas sobre el consumo de porno, que porno, a secas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar