Actualidad

¿Qué mató a Manukyan Aramais?

El CIE de la Zona Franca en Barcelona protagoniza otra muerte de un inmigrante en un escenario del todo confuso

Fotografía de Jesús G. Pastor

En la madrugada del 2 al 3 de diciembre, Manukyan Aramais, un armenio de 32 años, es hallado muerto por la policía. Estaba en una celda de aislamiento —habitación individual de la jerga policial— de un Centro de Internamiento para Extranjeros en la Zona Franca de Barcelona. Aramais se había suicidado.

O eso dice la versión oficial de su muerte.

La de algunas personas internas en el CIE difiere bastante, según el abogado de la organización Tanquem el CIE Andrés García, que ayer visitaron el centro para investigar lo sucedido. Varios presos del CIE admitían haber oído a Alik —apodo de Aramais— gritando de dolor hasta las tres de la madrugada.

Estas personas son las que duermen en las celdas más próximas a la zona de aislamiento, que se encuentra —dice García— a apenas diez metros de la cabina de control de la Policía.

" Si alguien está gritando de dolor significa que pasa algo, así que alguien debería haberlo comprobado", afirma el abogado. Por ahora creen que ha habido, por lo menos, "negligencia en la custodia". Pero no han descartado ninguna hipótesis

¿Por qué estaba aislado? De nuevo hay lecturas diferentes. Andrés García afirma que sus compañeros de celda aseguraron a Tanquem el CIE que Alik mantuvo sólo una discusión con agentes de la Policía hasta que estos comenzaron a golpearle, y decidieron aislarlo. La Policía, no obstante, lo niega: " Es mentira. Los propios compañeros pidieron aislarlo por una discusión que éste tuvo con unos árabes de otra celda".

La Policía Nacional en Catalunya desmiente que Aramais gritara de dolor. Su crónica se resuelve así: " A las dos se fumó un cigarrillo. A las dos y media otro. A las tres se suicidó de forma voluntaria".

Treinta personas presas en Zona Franca iniciaban ayer una huelga de hambre en el CIE al no creer las explicaciones de la Policía. De hecho, todos los internos se enteraron de la muerte de su compañero por un abogado. El Cuerpo de Seguridad del Estado resta importancia a esto: " Puede que se negaran a comer al enterarse, por solidaridad, pero ayer cenaron todos".

Manukyan Aramais, Alik, llevaba doce días en el CIE, lugar al que trasladaron para ejecutar una orden de expulsión tras haber sido condenado a un delito cuya pena suponía más de un año de prisión. Tras Idissa Diallo, Mohamed Abagui y Jonathan Sizalima, él es la cuarta persona que muere tras ser internado en el CIE de Zona Franca. ¿ Los llamamos CIEs, o cárceles para migrantes?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar