Actualidad

Un marinero gay, la mejor arma contra los espías rusos

Resolviendo conflictos a golpe de pelvis

Si por casualidad tienes previsto infiltrarte ilegalmente en aguas suecas a nado, buceando o a bordo de un submarino espía, quizá debas saber esto. Bajo la superficie, te espera una cálida bienvenida en forma de sonda submarina:

El marinero cantarín te recibirá con las ingles entreabiertas y perfectamente depiladas y con un mensaje en el que te dará la bienvenida a Suecia, "gay desde 1944" (año en el que se legalizó la homosexualidad en el país).

Además, el dispositivo emite una señal en morse que te indicará el camino:

"This way if you are gay". (Por aquí si eres gay).

¿Que de dónde viene esta simpática marcianada?

El caso es que el año pasado se desató una leve psicosis mediática en el país escandinavo cuando se detectó un submarino ruso en aguas suecas.

El ejército llevó a cabo un gran despliegue para dar caza al intruso y la tensión provocó que Estocolmo y Moscú se lanzaran alguna que otra puya.

Lo cierto es que no se llegó a localizar el submarino fantasma y tampoco se confirmó que, de haberlo, fuera ruso. Pero la amenaza quedó en el subconsciente del país nórdico.

Tanto es así que, recientemente, el gobierno ha planteado incrementar el presupuesto del gasto militar en un 11% para los próximos cinco años, el primer aumento de este tipo en más de dos décadas.

Así que antes de que un país célebre por su moderación y su civismo pierda los papeles, hay quien se ha esmerado en buscar soluciones mucho más alineadas con la imagen que proyecta Suecia en el mundo entero:

Talante, sentido común y mucha creatividad.

La Sociedad Sueca por la Paz y el Arbitraje, fundada por un premio Nobel de la Paz en 1883, es la creadora del Marinero Cantarín, la baliza juguetona que ya ha sido colocada en el lugar donde se avistó al submarino ruso espía.

No hay mucho más que explicar: en lugar de emplear la amenaza y la violencia, la SPAS anima a su gobierno a plantear maneras más efectivas de resolver conflictos. Y si no más efectivas, al menos más imaginativas e infinitamente más divertidas.

Y de paso, ponen en evidencia a Rusia y le recuerdan que los gays no muerden. O solo si tú quieres, claro.

Vídeo

Si las armas hubieran sido efectivas para resolver los conflictos, viviríamos en paz desde hace mucho tiempo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar