Actualidad

La filósofa de la limpieza que hará que ames el orden

Mira estos GIFs: sólo querrás tener tus calcetines ordenados 

Entre esta imagen...

Y esta...

...hay más que un arrebato higiénico de sábado por la mañana: en este cuarto se ha producido una descongestión que ha cambiado la vida a su dueña.

Se trata de una de las transformaciones de la mano y la filosofía de la japonesa Marie Kondo, autora del best seller en The Life-Changing Magic of Tidying Up: The Japanese Art of Decluttering and Organizing, que además este año ha sido nombrada por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes.

Kondo fue una niña extraña: amaba ordenar las librerías de su colegio y tirar los juguetes que sus hermanos ignoraban. A sus 30 años, ha conseguido algo increíble: que millones de personas dejen de ver la limpieza y el orden como un coitus interruptus existencial y pasen a verlo como algo agradable, o mejor, con mucho sentido.

El método de esta coach se basa en dos principios básicos: hay que deshacerse de todos los objetos que no nos producen una chispa de alegría (Kondo lo llama 'spark joy'). El segundo principio es que nunca hay que comprar dispositivos de organización, como cajas de plástico, ya que nuestras casas ya tienen toda la infraestructura necesaria.

Estamos ante un proceso interno. No se trata de tirar a la basura todo aquello que ya no utilizamos, sino de despedirnos de los objetos que nos han acompañado y depositarlos en un lugar donde puedan significar algo para otras personas.

Tener compasión por nuestros calcetines puede parecer ridículo, pero puede cambiar nuestra forma de vivir

Tampoco consiste simplemente en reciclar. Kondo habla de un orden íntimo, de que poner orden es, al fin y al cabo, un diálogo con uno mismo.

"Ya no está de moda", "no me cabe" o "se ha estropeado" son motivos inútiles para Kondo: "Hay que coger cada objeto con la mano y tras una rápida mirada, decidir si nos produce alguna emoción". 

Marie Kondo lo pliega todo en pequeños rectángulos, como rollos de sushi, porque entiende que la ropa tiene que estar cómoda en el armario.

 

Otra de las enseñanzas de Marie Kondo es cómo plegar un jersey: 

Mostrar respeto a las posesiones, incluso reverenciarlas, es algo propio de la cultura japonesa. También lo es el desarrollo de soluciones inteligentes ante la falta de espacio.

Pero a estas alturas de la sociedad de consumo, ¿quién se atreve a decir que no vivimos por y para los objetos? ¿Acaso las sociedades privilegiadas no estamos sumidas en una especie de síndrome de diógenes bulímico?

Si amas tus cosas, despídete de ellas como es debido. Si vas a comprarlas, haz que valga la pena.

La "niñera zen", como algunos medios la han bautizado, apuesta por que desarrollemos compasión por las prendas como calcetines y entendamos que el tiempo que pasan en el cajón son sus vacaciones. No merecen descansar apretujados en forma de albóndiga.

Parece ridículo, pero al probarlo millones de personas ha entendido lo que esta Mary Poppins del siglo XXI quería decir: si amas tus cosas, cuídalas con respeto y despídete de ellas como es debido. Puede que así logres que tus compras valgan realmente la pena.

Ser ordenado sólo es procurar que todo tenga un sentido

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar