Actualidad

Amantes, reptiles y miedos escénicos: así sueña una mujer cantautora

La compositora María Rodés se estrena en el terreno literario con ‘Duermevela’, una recopilación de visiones oníricas de las que cuesta escapar

María canta copla. María inventa canciones. María escribe libros a base de sueños que parecen cuentos amargos y pequeños poemas romos.

Hace años que la cantautora barcelonesa María Rodés decidió llevar un registro de sus noches. A su lado, durante el sueño, descansa siempre una libreta negra. Un cuaderno de bitácora de su yo involuntario en el que apunta cada mañana lo que ve mientras duerme.

Estoy en una habitación con parte de mi familia. Mi bisabuela está en la habitación, sentada en una silla de ruedas. Está a punto de morir. Todos lo sabemos y esperamos a que llegue el momento para despedirnos de ella. Siento que la voy a perder y que no le habré demostrado lo mucho que me importa. Voy corriendo hacia ella, la abrazo y le digo que la quiero. Ella me mira a los ojos y sin devolverme el abrazo me dice: -María, tú eres incapaz de querer. NO SABES QUERER (6 de diciembre de 2012)

Rodés empezó a escribir sus sueños a raíz de una crisis creativa. La misión era escapar de lo consciente, saltar el muro opaco de lo que el 'alma racional' considera sensato. Eludir el cálculo ponderado de la cabeza-que-piensa para adentrarse en los bosques espesos de la fantasía inconsciente.

Ella buscaba escenarios nuevos para sus canciones, quería salir de sus temáticas habituales, experimentar con nuevas formas de expresarse, y su práctica recolectora no tardó en dar sus frutos. Pronto ese mundo sin reglas empezó a filtrarse en su música.

"Empecé a escarbar en los sueños en busca de ideas para mis letras, pero acabaron influyendo también en los ambientes de varias de mis canciones", cuenta Rodés. "Sobre todo en mi segundo disco, Sueño triangular, intenté trasladar la volubilidad de los sueños a la música".

María empezó a usar imágenes de sus sueños como metáforas. También personajes concretos empezaron a colarse en sus temas. Cae lo que fuego fue, por ejemplo, gira alrededor de " un personaje que se me apareció en una pesadilla, y al que yo identifiqué como mi ego. En el sueño, él aparecía vestido de super héroe encima del tejado de la casa de mis padres y esparcía ceniza por el aire, incendiando la habitación donde compuse mis primeras canciones".

A partir de ahí, el interés de Rodés por su espacio onírico no dejó de crecer. "Lo que al principio fue una práctica destinada a nutrir ni creatividad acabó siendo una aventura fascinante en sí misma".

Esa aventura acaba de materializarse en Duermevela, un libro que reúne "un conjunto de textos breves narrados en primera persona que describen situaciones que mi mente, de forma inconsciente, imagina mientras duermo".

Me escondo de mis amantes para no tener así que darles explicaciones. He engañado a los unos con los otros cientos de veces. Ya no les quiero. Para mí todos son «el mismo». Son hombres homogéneos, sin nombre. No me atrevo a decirles la verdad. A decirles que no les quiero, que nunca les he querido.< Me escondo de ellos porque soy cobarde. Una amiga entra en mi habitación, se sienta a mi lado y me dice que no lo entiende. No entiende que ser músico implique enamorarse tantas veces. Me juzga severamente, haciéndome sentir culpable. AMANTES (5 de mayo de 2011)

Rodés nos invita a bucear en un total de cincuenta sueños organizados en seis categorías temáticas que van "desde el amor (entre signos de interrogación) a la muerte".

Son sueños reales y muy propios, que funcionan como una suerte de autobiografía involuntaria protagonizada por los miedos, las dudas, las obsesiones y los deseos de la autora, y que se presentan acompañados de una serie de dibujos de infancia de la propia Rodés.

"Los sueños dan muchas pistas de lo que te preocupa, lo que temes, lo que deseas pero no te atreves a perseguir. Avisan de que tienes un conflicto, informan del valor de una persona... A mí me ayudan y me sirven un poco de guía vital".

Duermevela invita a mirar. A mirar con un interés casi obsceno. Hay algo de placer voyeurista en la lectura de sus páginas. Porque en ese choque de planos entre el sueño y la vigilia la autora expone pulsiones y episodios de su vida que otros hubieran preferido mantener lejos del ojo público. Decía Bécquer que los sueños son el espíritu de la realidad con las formas de la mentira. ¿Hubo pudor a la hora de plantearse compartir estos sueños privados en forma de libro?

"Al principios sentí cierto pudor pero luego pensé que en el fondo no soy distinta a nadie. Las neuras que reflejan mis sueños podrían ser las de cualquiera. Al parecer hay una tribu en Malasia, los Senoi, que comparte y trabaja sus sueños con la comunidad diariamente y eso les sirve para ser una de las comunidades más pacíficas y sanas mentalmente del planeta".

Estoy leyendo un libro mágico que está acabando con mi relación con Álex.

Por culpa de este libro dos chicas se le han insinuado.

Una de ellas le ha tocado el culo y eso le ha excitado.

Él me lo ha contado preocupado.

Me ha confesado su atracción sexual hacia ella...

Le he dicho que lo mejor será que se acueste con ella para acabar con el deseo.

Yo sé que todo es culpa del libro.

LIBRO MÁGICO (18 abril de 2011)

La narración de Rodés es siempre económica, telegráfica sin caer en la anemia expresiva. La voz no se recrea en los detalles, no pretende explicar lo que no entiende. A la autora le interesa pintar un marco en el que el lector pueda colarse. Porque la gracia de sus textos no está tanto en lo que cuentan como en la suma de lo que dicen (poco) y lo que callan (mucho).

Al lector le toca completar los silencios, llenar los huecos y las pausas de luces y sombras, coser imágenes a cada frase para acabar observando algo mucho más grande que la suma de las partes.

Ya lo decía Benjamin: el lenguaje del sueño no está en las palabras, sino debajo ellas. Hay que escarbar.

El sueño es un arte poético involuntario, que nos protege de las mentiras que nos contamos durante el día

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar