Actualidad

La máquina de dinero que tal vez nadie entienda

Canadá acogerá el primer cajero automático de Bitcoin, la esquiva y controvertida divisa digital

Puede que hayas escuchado hablar de ella o puede que no. Si no estás muy al tanto de los últimos movimientos en materia de underground tecnológico, nuevas economías y guerrilla online tal vez lo de Bitcoin te suene a chino mandarín. Es perfectamente lógico y normal. Y sin embargo la dichosa palabreja lleva detrás todo un mundo en expansión no exento de polémica. Básicamente, rápido y sencillo: bitcoin es una divisa digital descentralizada (esto es, no regulada por ningún banco o institución) que permite transacciones monetarias entre personas. Sin ponernos demasiado quisquillosos, podríamos definirlo como un servicio P2P que en vez de servir para intercambiar películas o discos sirve para hacer movimientos de dinero.

Como podéis imaginar, una divisa a la que los Estados y los Bancos puedan echar las zarpas no es una cosa que vaya a dejar a nadie indiferente, y desde que el invento rebasó los límites del tecno-gueto y se convirtió en una realidad cada vez más aceptada, ha sido objeto de numerosas polémicas. La penúltima: el cierre hace unas semanas de Silk Road, algo así como un mercado negro online en el que el tráfico de drogas era práctica habitual y el bitcoin la moneda en la que se realizaban la mayoría de transacciones.

Pues bien, a pesar de toda la polémica que lo rodea, el bitcoin parece imparable en su proceso de consolidación, o al menos eso piensan sus adeptos (como muchos otros conceptos dentro del mundo digital, el culto a la divisa está teñido de connotaciones casi mesiánicas o utópicas, de la misma manera que sus detractores suelen ser apasionadamente agrios a la hora de rajar del invento). La instalación la próxima semana del primer cajero automático bitcoin en una cafetería de Vancouver es un paso más en la visibilización de un fenómeno que, guste o no, existe y parece ser que no desaparecerá en un futuro próximo.

La máquina, diseñada por la empresa de Nevada Robocoins, permite cambiar dólares por bitcoins, ya sea introduciendolos en nuestro monedero virtual o bien recibiendo bitcoins físicos en metálico. Para evitar fraudes o violaciones de privacidad, los usuarios realizarán un escáner de la palma de su mano antes de llevar a cabo la operación.

Si el invento funciona, el plan de robocoins es instalar más máquinas en otros puntos del país. Los escépticos se preguntan si el hecho de instalar un cajero automático de la divisa en cuestión en un lugar público y muy transitado como un café será una buena idea teniendo en cuenta que si por algo se ha caracterizado la comunidad bitcoin hasta el momento es por valorar su privacidad (de ahí que todas las operaciones estén siempre fuertemente encriptadas) y por no ser muy amigos de los intermediarios (papel que jugarían estos cajeros, añadiendo a las operaciones las típicas tasas con las que los bancos tradicionales sacan su tajada).

Sea como fuere, habrá que estar al tanto. No sería de extrañar que el Bitcoin se convierta en algo familiar para nosotros antes de que nos demos cuenta, y es mejor que estas cosas nos pillen preparados, y no con el culo al aire, como de costumbre en materia tecnológica.

Vídeo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar