Actualidad

Este mapa muestra si tu casa desaparecería en caso de guerra nuclear

El mapa interactivo 'Would I survive a Nuke' te muestra a través de tu ubicación las consecuencias catastróficas de un ataque nuclear

La Guerra Fría es historia pero sus armas nucleares aun perviven entre los arsenales de unos cuantos países. Ahora, el deterioro de las relaciones entre las grandes potencias ha llevado a muchos a reflexionar sobre seguridad en caso de un hipotético conflicto nuclear.

En este contexto, Would I survive a Nuke es un mapa interactivo donde a través de la ubicación puedes ver las consecuencias de un ataque nuclear. No solo contabiliza a la población que afecta, también el alcance de la radiación que se puede visualizar a través de la intensidad de los colores.

A día de hoy, hay 15.000 armas nucleares capaces de estallar en un momento de conflicto mundial y que pueden acabar con la humanidad con un par de movimientos. Aunque es difícil imaginar que las potencias nucleares activen el botón nuclear, la incertidumbre política da suficientes motivos para llevar a cabo este tipo de proyectos, al menos, como herramienta de concienciación sobre el peligro que suponen estos arsenales.

Nukemap es otro mapa que muestra también las consecuencias catastróficas que tendría una guerra nuclear. La idea surgió de Alex Wellerstein, del Instituto Stevens de Tecnología de Nueva Jersey y su mapa permite testar el alcance de casi todos los diseños de armas nucleares del mundo en cualquier ciudad de la Tierra.

Wellerstein aprovechó el trabajo de Future of Life Institution (FLI), una organización dedicada a estudiar la disminución de amenazas de la humanidad. La creación de la aplicación también fue posible porque Wellerstein tuvo acceso al inmenso archivo de objetivos militares nucleares de National Security Archive. El resultado fue un mapa donde se ven los puntos susceptibles de un ataque nuclear y sus consecuencias:

Europa del Este sería de las zonas más afectadas por la radiación tras un ataque nuclear de 500 kilotones.

Europa del Este y Oriente Medio seguirían siendo zonas muy afectadas en un ataque nuclear de 10 megatones.

El viento jugaría un papel determinante para cambiar el rumbo de la radioactividad. Por ejemplo, Dinamarca se libraría de ella.

En función del uso de diferentes bombas atómicas, las víctimas mortales oscilarían entre los 80 millones de personas y los 800 millones. Aunque solo sea un mapa, da una idea del riesgo al que se enfrenta el ser humano con las armas nucleares.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar