PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Aparentemente, a los jóvenes actuales ya no les gusta (tanto) emborracharse

H

 

Eventos com los juice crawls son un ejemplo de que muchos millenials prefieren dejar de lado el alcohol para divertirse

PlayGround

22 Abril 2016 15:04

Desde hace años, diversión juvenil y alcohol siempre han ido de la mano. Pero los millenials podrían estar dejando atrás esta dicotomía.

¿Se han cansado los jóvenes actuales de emborracharse cada fin de semana?

Eventos como Juice Crawl podrían ser un síntoma de ello. Estas reuniones, que se celebran mensualmente en Nueva York, congregan a cada vez más asistenes. En ellas, la naranja, el apio, la pimienta o el ginseng sustituyen los cubatas de ron y los gin tonics, y los participantes pueden catar más de 19 sabores de zumos diferentes con nombres como 'Purple Rain' o 'Dr. Feelgood'.

Y no, no son exadictos en busca de una nueva manera de mantenerse limpios. Son jóvenes entre los 20 y los 35 que se han hartado de que el alcohol esté presente en todos los ámbitos de su vida.

Jóvenes que se divierten en raves de sobrios, bares sin alcohol y usan aplicaciones para ligar con otros que han elegido la sobriedad como modo de vida.

"Siento como si tuviera conversaciones más profundas con la gente cuando no estoy distraído por la embriaguez", declara June Zhang, estudiante de 26 años de un máster de dirección de empresas que dice beber como máximo una vez a la semana.

Los asistentes a estas nuevas fiestas de la vida sana declaran que lo que intentan es combatir la imagen de que el alcohol es necesario para socializar. Sus máximas suelen ser que estando sobrios "el amor es más real y se establecen relaciones reales" o que cuando el alcohol no recorre tus venas "estás más centrado y calmado para apreciar el día".

"Quiero levantarme cada mañana con la mente fresca para poder escribir", relata Ryan Fischer, escritor de 35 años que no ha tocado el alcohol en los pasados meses y que acaba de volver de un retiro chamánico.

Paradójicamente, el momento económico al que se enfrentan actualmente los millennials podría estar alejándoles del alcohol. Un reciente estudio, realizado entre los millennials de 5 países diferentes, ha demostrado que el 75% de ellos modera su ingesta de alcohol como mecanismo de ahorro.

La presión que enfrentan los jóvenes debido a una permanente incertidumbre sobre el futuro no les lleva a resolverla con la bebida, como han hecho sus anteriores generaciones. Ahora, los millennials buscan otras alternativas saludables como la meditación, el mindfulness o el yoga..

"Las sustancias se están convirtiendo en la cultura y no en la contracultura", declara Rachel Floyd, consumidora habitual de zumos verdes.

Parece, pues, que, ahora, la verdadera rebelión es ser capaz de no beber.

[Via The Guardian]

share