Actualidad

Maduro consolida su golpe a la Asamblea Nacional con un Parlamento paralelo a su medida

La Asamblea Constituyente de Maduro toma posesión en medio del rechazo internacional y destituye a la fiscal general de Venezuela

AFP

¡Volvió, volvió, volvió!”. Los cánticos se repetían ayer dentro y fuera del Salón Elíptico del Parlamento venezolano. Se alzaban al paso de dos egregios retratos de Hugo Chávez y Simón Bolívar, dos imágenes que presidieron las sesiones plenarias de la Asamblea Nacional durante una década, y que Henry Ramos Allup, ex presidente de la Asamblea Nacional legítima, mandó retirar el año pasado al amparo de una legislatura de mayoría opositora.

Las imágenes volvían al Elíptico en procesión desde la cercana Plaza Bolívar. Llegaban de la mano de los 500 diputados chavistas que conforman el grueso de la Asamblea Nacional Constituyente, que ayer viernes se instalaba, sin hallar resistencia, en el Palacio Federal Legislativo de Caracas.

Con su llegada a la sede ceremonial del Parlamento, los miembros de la Constituyente desplazaban de ese espacio a los diputados de la Asamblea Nacional electa, ayer voluntariamente ausentes. Maduro y sus leales consumaban así la formación de un Parlamento paralelo que estará presidido por la ex canciller Delcy Rodríguez, una de las personas con más poder en el círculo oficialista.

Fue ella, Delcy, la encargada de tomar juramento al resto de los legisladores electos en unos comicios cuestionados dentro y fuera del país por no cumplir las más elementales garantías democráticas. “¿Juran ustedes defendernos de las agresiones imperialistas, de la derecha traidora?”, preguntó a los diputados.

Foto de familia de la nueva Asamblea Consituyente. AP

"¿Juran ustedes defendernos de las agresiones imperialistas, de la derecha traidora?"

“Vinimos aquí no a destruir nuestra Constitución, sino a eliminar todos los obstáculos que nos han impedido materializar algunos de sus avances”, aseguró Rodríguez en su discurso, en clara alusión a los sectores disidentes del chavismo que han criticado los supuestos propósitos opacos de la Constituyente. Luego, se dirigió a la oposición para avisar de que “esta Constituyente llegó para hacer justicia”.

El nuevo órgano legislativo, que hoy sábado ha celebrado su primera sesión regular, llega con indisimulado afán revanchista. El Gobierno de Nicolás Maduro intentará, de momento, la extravagante fórmula de que ambos cuerpos convivan en la misma sede del poder jurídico. Pero el chavismo no oculta su propósito de destruir “esa Asamblea podrida que está ahí”, en palabras del presidente de la República.

Los fieles a Maduro aspiran a disolver la Asamblea Nacional legítima, despojar a sus adversarios de su inmunidad parlamentaria y hacer que algunos rindan cuentas en prisión. Maduro ha reclamado a los diputados de la Constituyente que se apliquen para perseguir por vía penal a los miembros más beligerantes de la Nacional.

Si aquí hubiese una Fiscalía valiente que actuara, todos esos guarimberos estarían en la cárcel — Nicolás Maduro

La fiscal 'rebelde', primera víctima de la Constituyente

Pocas horas después de la toma de posesión de la Constitucional, Maduro anunciaba la puesta en marcha de una “comisión de la verdad” que buscará “la reparación de las víctimas” de la violencia, según informa EFE.

En un acto televisado para conmemorar los 80 años de la Guardia Nacional Bolivariana, el gobernante aludió a la “herida social” que sufre Venezuela y criticó la “la complicidad del Ministerio Público con la insurgencia armada, la protección que la Fiscalía le ha dado a los violentos durante tres meses o más”. “Si aquí hubiese una Fiscalía valiente que actuara, todos esos guarimberos estarían en la cárcel”, ha dicho el mandatario.

Sus palabras iban claramente dirigidas contra la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, una de las voces más críticas con Maduro dentro de las instituciones del Estado. Entre otras cosas, Diaz no reconoce la legitimidad de la Constituyente. De hecho, Ortega abrió una investigación sobre el supuesto fraude en el recuento de participantes en las elecciones del pasado domingo y llegó a pedir su anulación ante los tribunales.

En su aparición televisada, Maduro adelantó que la nueva Asamblea podría intervenir y tomar el control del Ministerio Público. Hoy sábado, la fiscal general denunciaba a través de las redes sociales el asedio que estaba sufriendo la institución por parte de agentes de las fuerzas de seguridad.

Horas después del tuit de Ortega Díaz, políticos y medios venezolanos confirmaban que la nueva Asamblea Constituyente ha destituido a la fiscal general. Diosdado Cabello, número dos del chavismo, ha propuesto como fiscal provisional al actual Defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

Tras la destitución, el Tribunal Supremo ha imputado a la fiscal por la supuesta "comisión de faltas graves durante el ejercicio de sus funciones". Luisa Ortega Díaz no podrá abandonar el país.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar