PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La razón científica por la que posteamos citas pseudo-profundas en Facebook

H

 

Malas noticias para los seguidores de Paulo Coelho

Juan Carlos Saloz

07 Diciembre 2015 13:41

¿Por qué hay gente que se cree las idioteces que les cuentan?

Esta pregunta a priori tan sencilla no tenía una explicación científica hasta ahora. El estudiante de doctorado de psicología Gord Pennycook, de la universidad de Waterloo, ha realizado un extenso estudio titulado Sobre la recepción y detección de las idioteces pseudo-profunda.

En este análisis, el autor intenta responder a preguntas relacionadas directamente con las gilipolleces, tales como ¿qué hace que una persona se crea una idiotez? o ¿Por qué algunas personas son más susceptibles a estas gilipolleces que otras?

Sobre el motivo de su investigación, Pennycook explica que es un fenómeno que podemos encontrar en cualquier lugar y que, por lo tanto, necesitamos saber más sobre él.

La diferencia entre una gilipollez y una mentira es que la gilipollez se construye sin ninguna preocupación por la verdad


El interés de Pennycook empezó con una visita WisdomofChopra.com, que satiriza al autor Deepak Chopra, conocido por sus frases rimbombantes. La página combina aforismos de Chopra para generar frases aleatorias sin sentido.

Pennycook hizo que los participantes del estudio analizaran estas frases y las calificara según su grado de profundidad. La dificultad que tenían los participantes para distinguir estas frases aleatorias de frases reales de Chopra le hizo reflexionar.

La diferencia entre una gilipollez y una mentira es que la gilipollez se construye sin ninguna preocupación por la verdad. Está diseñada para impresionar más que para informar. La mentira, sin embargo, está hecha para ocultar la verdad”, explica Pennycook sobre el objeto de su estudio.

Según sus conclusiones, el hecho de que alguien considere a una idiotez como algo real se basa en dos factores básicos.

1. Por un lado está el sesgo de respuesta. Hay personas que están abiertas a creer cualquier cosa que le expliquen, sin cerrarse al escepticismo. La credulidad es básica en la creencia de una gilipollez.

2. Por otra parte, la explicación científica se halla en el cortex del cíngulo anterior, una parte del cerebro que se activa cuando se detecta una idiotez. En algunas personas, esta zona del cerebro no se activa con la misma facilidad ante una declaración de este tipo.


La creencia en las idioteces está estrechamente relacionada con un coeficiente intelectual menor y ser alguien religioso

Entre otras evidencias, Pennycook ha identificado que la creencia en las idioteces está estrechamente relacionada con un coeficiente intelectual menor y ser religioso. “Esto no implica que la religión sea una gilipollez”, especifica, “simplemente es lo que dicen los datos”.

Además, en su trabajo relaciona la creencia en las gilipolleces con las confusiones ontológicas, basadas en mezclar lo físico con lo mental. “Por ejemplo, cuando piensas que puedes controlar algo con la mente”, añade.

Finalmente, Pennycook da un válido consejo para todos aquellos que quieran difundir alguna idiotez: “Mezcla un montón de palabras que estén de moda y aporta una idea banal”.


"Si quieres crear una gilipollez, mezcla un montón de palabras que estén de moda y aporta una idea banal" - Gord Pennycook




share